PUBLICIDAD

Lavado de semen en parejas serodiscordantes
El lavado de semen es una técnica que permite tener hijos sanos a las parejas serodiscordantes en las que sea el hombre el que esté infectado por el VIH, VHC o VHB. Conoce en qué consiste el lavado seminal y cuál es su efectividad.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Dónde se realiza el lavado seminal y cuánto cuesta

Dónde se realiza el lavado seminal y cuánto cuesta

Se desconocen las cifras exactas, pero se sabe que son pocos los centros de reproducción asistida, con experiencia y con protocolos estandarizados, que realizan en la actualidad la prueba del lavado de semen en parejas serodiscordantes –aquellas en las que uno de sus integrantes (en este caso el varón) está infectado por el virus del sida o la hepatitis B o C–. Marta Ballester, bióloga y responsable del Laboratorio de Andrología de Dexeus Mujer, explica que en el Servicio de Medicina de la Reproducción Dexeus sí cuentan con un equipo profesional con protocolos específicos que realiza este tipo de técnicas, además de disponer de un laboratorio adaptado para asegurar tanto la protección del personal del laboratorio, como la de las muestras utilizadas en estos procesos.

En España, el coste del lavado de semen junto con la prueba posterior de detección del virus oscila entre los 400 y los 600 euros, aproximadamente. Una cifra a la que habría que añadir el importe de los fármacos necesarios para los tratamientos hormonales, así como el gasto del posterior tratamiento de reproducción asistida, y que será variable en función del tipo y del centro en el que se realice.

¿Hay otras alternativas al lavado seminal para que estas parejas tengan un hijo sano? Ballester responde que no hay alternativa al lavado seminal si el objetivo es reducir la presencia del virus del sida o de la hepatitis B o C en la muestra de semen: “los tratamientos antirretrovirales reducen la carga viral en sangre, siendo esta indetectable, pero pueden detectarse aún niveles de ARN en el plasma seminal. El lavado seminal, PCR e ICSI, parecen ser los procedimientos más adecuados para reducir el riesgo de transmisión del VIH en parejas serodiscordantes con el varón seropositivo que quieren tener un hijo, independientemente de su fertilidad”.

Por último, la bióloga concluye que, aunque existe controversia en la literatura científica, “ni los tratamientos antirretrovirales, ni la propia infección por el VIH, parecen influir de manera muy negativa en la calidad seminal”. Y recuerda que “si tras varios intentos fallidos mediante las técnicas de reproducción asistida con el lavado seminal no se consigue un embarazo, se puede recurrir a otras opciones como a un banco de semen o a la adopción”.

Actualizado: 13 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD