Trastorno por déficit de atención e hiperactividad infantil (TDAH)
Detectar y tratar a tiempo el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) puede evitar que afecte negativamente al rendimiento escolar y las relaciones sociales de tu hijo. Conoce sus síntomas.

Síntomas de la hiperactividad infantil y evolución por edades

Eva Salabert

Por: Eva Salabert

Periodista experta en salud

Actualizado: 12 de julio de 2024

Los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad infantil (TDAH) presentan tres síntomas básicos: hiperactividad, impulsividad, y déficit de atención. Conoce sus características y manifestaciones para poder identificarlo en tu hijo:

Hiperactividad

  • Están siempre en movimiento. Incluso cuando están sentados es frecuente que muevan las manos o los pies o se retuerce en el asiento.
  • Se levantan durante las clases, o en otras situaciones en las que deberían permanecer sentados.
  • No suelen jugar o divertirse en silencio o tranquilamente.
  • Se entrometen en las actividades ajenas y tocan cosas que no deben.
  • Hablan en exceso.
  • Suelen tener más accidentes de lo habitual.
  • Corre o salta en situaciones en que es inapropiado.
  • A menudo parece estar "en marcha" o actúa como si tuviera un motor.

PUBLICIDAD

Impulsividad

  • Interrumpen constantemente conversaciones y juegos.
  • Son muy impacientes, les cuesta esperar su turno.
  • Suelen resistirse a la disciplina.
  • Responden impulsivamente, sin esperar a que la pregunta haya sido completada.
  • Son poco previsores y no planifican sus tareas.
  • No distinguen el peligro.
  • Presentan escasa tolerancia a la frustración.
Hiperactividad infantil

Déficit de atención

  • Son reacios a implicarse en actividades que requieren un esfuerzo mental sostenido.
  • No prestan atención a los detalles y cometen errores en los deberes escolares.
  • No parecen escuchar cuando les hablan directamente.
  • Les cuesta seguir instrucciones y no finalizan sus tareas.
  • Se distraen y cambian continuamente el foco de atención, sin alcanzar nunca el objetivo, tanto en las tareas escolares como en actividades lúdicas.
  • Pierden objetos con frecuencia (lápices, cuadernos, etcétera).
  • Dificultad para mantener la atención en tareas o actividades lúdicas.

PUBLICIDAD

Evolución de la hiperactividad infantil (TDAH) 

El TDAH es un trastorno crónico que suele manifestarse antes de los siete años de edad. A lo largo del desarrollo del niño, los síntomas pueden cambiar, aumentar o disminuir, pero más del 80% de los niños siguen presentando problemas en la adolescencia; y entre el 30-60%, en la edad adulta.

Niño en actitud agresiva con su madre

De acuerdo a las diferentes etapas del desarrollo del niño, los síntomas del TDAH se manifiestan como se detalla a continuación:

  • Niños pequeños (1 a 3 años): el niño presenta cambios en su carácter y su relación con los padres está muy condicionada por el trastorno.
  • Preescolares (3 a 6 años): se observa que muestran menos interés de lo normal por los juegos y que los abandonan enseguida (pasan de una cosa a otra sin prestar detenerse), y manifiestan problemas de adaptación social (tienen dificultades para hacer amistades y relacionarse con otros niños).
  • Alumnos de primaria: se distraen con facilidad, su conducta es impulsiva y tienen trastornos específicos de aprendizaje, que se traducen en notas bajas y repetición de cursos. Su comportamiento puede ser agresivo (se muestran tercos y desafiantes) y suelen ser rechazados por sus compañeros. También es habitual que tengan una baja autoestima, sobre todo si los padres y familiares cercanos no comprenden la naturaleza de su conducta.
  • Adolescentes (13 a 17 años): tienen dificultades para hacer planes y organizar sus tareas, conducta agresiva, escasa integración social, tendencia hacia la delincuencia y las adicciones (alcohol, drogas), problemas emocionales y accidentes. La incidencia de accidentes de tráfico, por ejemplo, es mayor para conductores adolescentes con TDAH no tratado que para otros conductores adolescentes (57% frente al 39%).
  • Adultos (28 años y mayores): en los adultos el TDAH se asocia a otros trastornos mentales, abandono de los estudios (entre el 10 y el 30 por ciento de los adolescentes dejan de estudiar, y solo el 5% llega a terminar una carrera universitaria), problemas para adaptarse en el entorno profesional e, incluso, comportamiento antisocial que puede conducirles a la delincuencia.

PUBLICIDAD

Creado: 18 de octubre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD