Ciertos colutorios reducen la capacidad infectiva de nuevas variantes

El CPC o cloruro de cetilpiridinio es un ingrediente de algunos colutorios que ha demostrado reducir la capacidad de infección de las variantes del SARS-CoV-2, porque actúa sobre la membrana del virus y le impide entrar en las células.
Escrito por: Eva Salabert

23/07/2021

Colutorios pueden prevenir el SARS-CoV-2

Las pruebas realizadas en cultivos de células en el laboratorio mostraron que el CPC de los colutorios podía reducir hasta 1.000 veces la capacidad infectiva del coronavirus, y un nuevo estudio realizado por científicos del grupo PISTA de IrsiCaixa y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, en colaboración con Dentaid Research Center ha comprobado que esta sustancia no solo consigue esta reducción con la variante del SARS-CoV-2 descrita en marzo de 2020, sino también con la variante alfa.

Los resultados del trabajo, que se han publicado en Journal of Dental Research, han demostrado que la acción antiviral del CPC se basa en su capacidad para romper la membrana del coronavirus y evitar de esta forma que pueda penetrar en las células. El mecanismo de acción del CPC lo hace efectivo frente a cualquier variante del SARS-CoV-2, incluso cuando se usa en condiciones similares a las del mundo real, ya que en el experimento se incluyó saliva humana esterilizada y se observó que el colutorio con CPC no perdía eficacia en un ambiente parecido al de la cavidad bucal.

El mecanismo de acción del CPC lo hace efectivo frente a cualquier variante del SARS-CoV-2, incluso cuando se usa en condiciones similares a las de la cavidad bucal

“Poder demostrar que la eficacia del CPC se mantiene frente a las diferentes variantes del SARS-CoV-2 es crucial. Actualmente, variantes como la delta preocupan debido a su elevada transmisibilidad y, por lo tanto, capacidad de originar nuevas olas y colapsar el sistema sanitario más rápidamente que la variante del virus original”, comenta Nuria Izquierdo-Useros, coordinadora del estudio e investigadora principal del grupo PISTA.

“Es por ello que encontrar una herramienta como los colutorios que pueda distribuirse fácilmente a todos los países sería muy útil para reducir la velocidad de transmisión de las variantes”, añade Jordana Muñoz-Basagoiti, primera autora del trabajo junto con Daniel Perez-Zsolt.

Cómo actúa el CPC de los colutorios frente al coronavirus

La actividad antiviral del CPC no se dirige a la proteína S del coronavirus, sino que altera la estabilidad de la membrana del SARS-CoV-2 y promueve su ruptura. Bonaventura Clotet, director de IrsiCaixa, explica: “Mediante diferentes técnicas de laboratorio, el equipo de Izquierdo-Useros ha podido confirmar que el mecanismo de acción del CPC consiste en romper la membrana del virus, sin atacar a ninguna proteína en concreto”. “Que el CPC no vaya dirigido a proteínas específicas de la membrana del SARS-CoV[-2 es positivo –añade Clotet–, ya que así conseguimos que sea efectivo frente a cualquier variante del virus”.

“Podemos confirmar que existe una clara relación entre la cavidad bucal y la COVID-19”

“Estos nuevos datos confirman, una vez más, el importante papel que juega el cuidado de la cavidad bucal en una buena salud general. Del mismo modo que se ha determinado una estrecha relación de la boca con las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, podemos confirmar que existe una clara relación entre la cavidad bucal y la COVID-19”, concluye Joan Gispert, director de I+D+i de Dentaid.

Como estos resultados se han obtenido en el laboratorio, los investigadores han realizado un ensayo de eficacia CPC-COVID para poder demostrar que se pueden extrapolar a las personas con COVID-19, y en la actualidad se están analizando sus resultados, que podrían demostrar que utilizar colutorio y hacer gargarismos entre 1 y 2 minutos sería suficiente para reducir la infectividad del SARS-CoV-2 en saliva, sobre todo durante las dos primeras semanas tras contraer la infección, que es cuando la carga viral es más alta y los infectados son más contagiosos. Si se confirman los datos, los antisépticos bucales con CPC podrían ayudar a frenar la transmisión y prevenir nuevas olas de contagios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD