PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Belleza y bienestar

Desarrollan un material capaz de regenerar el esmalte dental

Las personas con sensibilidad dental podrían mejorar su situación gracias a un nuevo material que regenera el esmalte dental, uno de los pocos tejidos del organismo que no se puede reconstruir, al menos hasta ahora.
Escrito por: Natalia Castejón

08/06/2018

Mujer con problemas de sensibilidad dental

Gracias a este descubrimiento se puede proteger la superficie del diente con un esmalte casi idéntico al natural.

Una nueva técnica, diseñada por investigadores de la Universidad Reina María de Londres (Reino Unido), ha logrado crear la estructura exacta del esmalte dental natural, gracias al crecimiento de nanocristales de apatita. Este descubrimiento podría ser la solución para problemas como la sensibilidad dental o las caries, pues ambas se producen como consecuencia de daños en el esmalte.

Para conocer el proceso natural de creación del esmalte dental, los autores realizaron un estudio minucioso de laboratorio, que ha sido publicado en la revista Nature Communications, con el que fueron capaces de regenerar los nanocristales de apatita de una manera muy similar a como actúa el propio organismo para su formación.

Un nuevo material proteico aplicado en los dientes desencadena el crecimiento de nanocristales de apatita, que proporcionan una protección casi idéntica al esmalte dental

Hay que recordar que el esmalte dental es uno de los pocos tejidos que no se regenera, por lo que una vez dañado o perdido no se puede recuperar, al menos hasta que se ha producido este descubrimiento. Con la nueva técnica se aplica un material proteico específico en los dientes que desencadena el crecimiento de los nanocristales de apatita, por lo que se crea una capa protectora idéntica a la que proporciona el esmalte.

Una posible solución para la sensibilidad dental

El esmalte dental no es más que una ligera capa de hidroxiapatita de la que están dotados los dientes, un tejido sumamente duro que es capaz de aguantar bien golpes, temperaturas altas o la acidez de algunos alimentos. Sin embargo, una mala higiene bucal puede hacer que esta capa sea dañada, contribuyendo a la entrada de las bacterias procedentes de la placa dental a la dentina, y provocando una sensación dolorosa al contacto con comidas o bebidas muy calientes o muy frías.

Pero el nuevo hallazgo, según Álvaro Mata, profesor de la Escuela de Ingeniería y Ciencia de Materiales de Queen Mary y uno de los autores del trabajo, además de atajar el problema del dolor y la pérdida de piezas dentales –que afecta a más del 50% de la población mundial–, podría ayudar a regenerar también la dentina e incluso el tejido óseo, por lo que podría tener un gran número de aplicaciones médicas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD