PUBLICIDAD

La dieta mediterránea mejora la calidad de vida en la diabetes tipo 1

Los adultos que padecen diabetes tipo 1 cuya alimentación se basa principalmente en la dieta mediterránea podrían conseguir tener una mejor calidad de vida, según un estudio realizado por el CIBERDEM.
Escrito por: Natalia Castejón

22/05/2020

La dieta mediterránea mejora la calidad de vida

Un estudio realizado por el grupo del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas (CIBERDEM) del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona ha realizado un estudio en el que han observado que los pacientes con diabetes tipo 1 que tienen un mayor grado de adherencia a la dieta mediterránea –caracterizada por el consumo de cereales, legumbres, frutas y verduras– tenían mejor calidad de vida que los que no seguían a menudo este tipo de alimentación.

Los resultados, que se han publicado en la revista Nutrients, han sido obtenidos gracias a entrevistas personales con 258 pacientes diagnosticados con diabetes mellitus tipo 1, en el que se les realizó cuestionarios sobre su alimentación y sobre su percepción de la calidad de vida propia. Una vez se pusieron en relación todos esos datos, los investigadores observaron que aquellos que tenían una cohesión moderada y alta con la dieta mediterránea declaraban tener una mejor calidad de vida.

Los pacientes con diabetes reciben recomendaciones nutricionales, donde se incluye la dieta mediterránea que puede ayudarles a prevenir las enfermedades cardiovasculares

Didac Mauricio, jefe del grupo del CIBERDEM, ha explicado que: “no observamos asociación con la satisfacción con el tratamiento global, aunque una alta adherencia al patrón de alimentación saludable se relacionó positivamente con los ítems específicos ‘convenciencia’ y ‘flexibilidad’ y negativamente con recomendar a otros pacientes que presentaban una diabetes similar a la suya el tratamiento recibido”.

A los pacientes con diabetes tipo 1 se les dan unas pautas de alimentación para mejorar el tratamiento, basada no solamente en el manejo de carbohidratos y su adaptación al tratamiento con insulina, sino que además se les hacen recomendaciones nutricionales basadas en la dieta mediterránea, que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, especialmente en las personas con diabetes.

Más adherencia a la dieta mediterránea en pacientes con diabetes tipo 2

Por otro lado, otra parte del estudio contó con 476 participantes –238 de ellos con diabetes tipo 2– que mostraron que los pacientes con diabetes tipo 2 tienen una mayor adherencia a la dieta mediterránea. “Nuestros hallazgos en esta ocasión demuestran que los participantes con diabetes tenían un patrón dietético más saludable en comparación con los grupos sin diabetes; y las puntuaciones más altas para ambos índices se asociaron positivamente con la diabetes tipo 2, una mayor edad y mayor actividad física”, ha expuesto el Didac Mauricio.

Otro de los hallazgos de esta última investigación ha sido que en los participantes con diabetes tipo 2 la edad y la dislipidemia –aumento en los niveles de concentración de colesterol y lípidos en la sangre– se asoció con una mayor adherencia a la dieta mediterránea.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD