PUBLICIDAD

Nueva técnica podría permitir a los celíacos tolerar el gluten

Una nueva terapia logra inducir tolerancia al gluten en individuos celíacos, y se podría desarrollar para revertir la celiaquía y tratar otras alergias y enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple o el asma.
Escrito por: Eva Salabert

24/10/2019

Persona con problemas de celiaquía

Un potencial nuevo tratamiento de la celiaquía, que convence al sistema inmune de que un antígeno –en este caso el gluten– es seguro, se acaba de probar con éxito en un ensayo clínico en fase II realizado por científicos de la Northwestern Medicine de Chicago (EE. UU.), que se acaba de presentar en la conferencia de la Semana Europea de Gastroenterología.

La tecnología utilizada ha sido desarrollada en el laboratorio de Stephen Miller, profesor de microbiología e inmunología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, y se basa en una nanopartícula biodegradable –COUR, CNP-101– que contiene gluten, y que se comporta como un caballo de Troya al ocultar el alérgeno que desencadena la alergia o la enfermedad autoinmune tras una máscara amigable, para evitar que las defensas del paciente lo ataquen.

La respuesta inmune a la inflamación de los celíacos tratados fue un 90% menor, y la nanopartícula protegió su intestino de lesiones asociadas al consumo de gluten

Cuando la nanopartícula cargada con la sustancia alérgena se inyecta en la corriente sanguínea, el sistema inmunológico no se ve afectado, porque considera a la partícula un desecho inocuo; de esta forma, un macrófago –células que se encargan de absorber y eliminar los residuos celulares y los patógenos del organismo– consume la nanopartícula con su carga oculta demostrando al sistema inmune que todo es correcto, y este recupera la normalidad.

Una terapia extensible a alergias y otras patologías autoinmunes

En el ensayo realizado para comprobar la eficacia de la nanopartícula esta fue cargada con gliadina, que es el principal componente del gluten dietético presente en cereales como el trigo. Una semana después de administrar el tratamiento a los pacientes celíacos, estos se alimentaron con gluten durante 14 días.

Los investigadores observaron que mientras que los celíacos que no habían sido tratados desarrollaron intensas respuestas inmunológicas frente a la gliadina y al daño en su intestino delgado, la respuesta inmune a la inflamación de aquellos que recibieron la COUR, CNP-101 fue un 90% menor, y la nanopartícula se mostró capaz de proteger el intestino de lesiones asociadas al consumo de gluten.

Actualmente no existe ningún tratamiento para la enfermedad celíaca, y lo único que pueden hacer los afectados por este problema ­–alrededor del 1% de la población– es eliminar el gluten de la dieta. Además, generalmente las enfermedades autoinmunes solo se pueden tratar con inmunosupresores, que proporcionan cierto alivio, pero debilitan el sistema inmune y tienen efectos secundarios tóxicos, pero CNP-101 presenta la ventaja de inducir tolerancia al gluten y revertir el curso de la enfermedad celíaca, sin suprimir el sistema inmune.

Miller, que ha pasado años perfeccionando la técnica, ha afirmado que los resultados del estudio constituyen la primera demostración de que funciona en los pacientes, y ha añadido que también han mostrado que pueden encapsular mielina en la nanopartícula para inducir tolerancia a esta sustancia en modelos de esclerosis múltiple, o poner una proteína procedente de las células beta del páncreas para inducir tolerancia a la insulina en modelos de diabetes tipo 1.

Por ello, los hallazgos del trabajo abren una nueva vía de investigación para su empleo en el tratamiento de una gran cantidad de alergias y enfermedades, desde las mencionadas, a otras también muy frecuentes como la alergia a los frutos secos y legumbres, o el asma.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD