PUBLICIDAD

Perder peso a partir de los 50 años reduce el riesgo de cáncer de mama

Las mujeres que pasados los 50 años deciden adelgazar hasta reducir su peso a niveles adecuados podrían ayudar a que se reduzca su riesgo de desarrollar cáncer de mama tras la menopausia.
Escrito por: Natalia Castejón

19/12/2019

Mujer a dieta con más de 50 años

Tener sobrepeso después de la menopausia es un factor de riesgo para el cáncer de mama. Por ello, un reciente estudio ha encontrado que las mujeres que deciden adelgazar después de los 50 años y se establecen en un peso adecuado podrían reducir las probabilidades de tumores en los senos.

La investigación, llevada a cabo por miembros de la American Cancer Society y la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard (EE.UU.) y publicada en el Journal of the National Cancer Institute, analizó a más de 180.000 mujeres de 50 años que pertenecían a diez estudios prospectivos, concretamente sus masas corporales al comienzo de los trabajos, cinco años después y transcurridos nueve.

A más kilos perdidos, menos riesgo de cáncer de mama

Los resultados mostraron que las mujeres que mantuvieron un peso equilibrado después de la menopausia, bajando su masa corporal, tuvieron menos riesgo de cáncer de mama. La cifra dependió de la cantidad de kilos que adelgazaron, que tenía una relación inversamente proporcional, a mayor cantidad de kilos perdidos menor probabilidad de cáncer de mama.

Las mujeres que perdieron entre 2 y 4,5 kg tuvieron un 13% menos de riesgo de cáncer de mama y las que adelgazaron entre 4,5 y 9 kg redujeron las probabilidades un 16%

Por ejemplo, aquellas que perdieron entre 2 y 4,5 kg presentaron un riesgo 13% menor que las que tenían un peso estable, las que bajaron entre 4,5 y 9 kg redujeron su riesgo en un 16% y las que lograron quitarse más de 9 kg tenían un 26% menos de probabilidad de cáncer de seno.

Lauren Teras, principal autora del estudio, ha indicado que además las mujeres que perdieron 9 kg o más y que ganaron una parte de ese peso con el tiempo también tuvieron un riesgo de cáncer de mama inferior que las que mantuvieron su masa estable. Este hecho, según la investigadora, podría ser alentador para que las mujeres con sobrepeso después de la menopausia empiecen a cuidar su peso, reduciéndolo hasta niveles moderados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD