Si consumes cannabis necesitarás más sedación para una endoscopia

Las personas que consumen cannabis necesitan mayores niveles de sedación con fármacos como midazolam, fentanilo y difenhidramina cuando tienen que someterse a una endoscopia digestiva o gastroscopia, según un estudio.
Escrito por: Eva Salabert

23/05/2022

Los consumidores de cannabis necesitan más sedantes

El cannabis se está legalizando cada vez en más países, tanto con fines medicinales, como recreativos, y su consumo también está aumentando, por ello, se están realizando estudios para determinar sus posibles consecuencias sobre la salud a corto y a largo plazo. De hecho, algunas investigaciones han relacionado el uso de esta sustancia con la aparición de problemas mentales y con alteraciones en la fertilidad de los varones.

PUBLICIDAD

Ahora, un nuevo trabajo que se ha presentado en la Digestive Disease Week® (DDW) 2022 ha encontrado que los pacientes que tenían que someterse a una endoscopia digestiva y eran consumidores de cannabis necesitaban mayores niveles de sedación durante la prueba que los que no lo consumían. “Los pacientes no aumentaron la conciencia ni la incomodidad durante los procedimientos, pero requirieron más medicamentos”, ha declarado la Dra. Yasmin Nasser, investigadora principal del estudio y profesora asistente en el Instituto Snyder de Enfermedades Crónicas de la Escuela de Medicina Cumming de la Universidad de Calgary.

Relación entre consumo de cannabis y uso de sedantes

Los investigadores llevaron a cabo un estudio de cohorte prospectivo de 419 pacientes adultos ambulatorios a los que se les realizaron pruebas endoscópicas en tres centros de Canadá. A estos pacientes se les administró sedación consciente, que deja al individuo relajado y cómodo, pero parcialmente consciente durante el procedimiento. Los pacientes contestaron a dos cuestionarios, uno antes de la prueba en el que informaron sobre su consumo de cannabis, y otro posteriormente indicando su nivel de conciencia y comodidad durante la misma.

PUBLICIDAD

Estos datos se analizaron junto con otros aspectos, como el uso de los sedantes midazolam, fentanilo y difenhidramina durante el procedimiento. El consumo de cannabis se relacionó con más probabilidades de precisar una mayor sedación total, establecida en más de 5 mg de midazolam, o más de 100 mcg de fentanilo, o la necesidad de difenhidramina, durante la gastroscopia, un procedimiento endoscópico que comienza con la introducción de un tubo y una cámara a través de la garganta.

Sin embargo, no se encontró asociación entre el consumo de cannabis y la necesidad de más sedación durante la colonoscopia. Por lo general se necesita más sedación durante la gastroscopia porque al insertar el endoscopio en la parte superior del tracto gastrointestinal se produce irritación y puede desencadenar el reflejo nauseoso. El uso de cannabinoides no se asoció de forma independiente con el empleo de fentanilo o los efectos adversos, ni se relacionó con la conciencia o la incomodidad durante el procedimiento.

PUBLICIDAD

Los autores del trabajo analizaron si los pacientes eran consumidores o no de cannabis, pero no estudiaron el momento, la cantidad o la vía de ingesta de cannabis –inhalado, vaporizado, ingerido o de otra forma– antes del procedimiento, y han explicado que estos factores podrían ser evaluados en un futuro estudio.

Actualizado: 23 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD