Crean una píldora viva contra infecciones resistentes a antibióticos

Crean una píldora viva para tratar bacterias resistentes a antibióticos que se encuentran en implantes médicos, como catéteres, marcapasos o implantes prostéticos, mediante el ataque a los microbios perjudiciales.
Escrito por: Natalia Castejón

11/10/2021

Crean píldora viva contra infecciones

Un grupo de investigadores del Centre for Genomic Regulation (CRG) y Pulmobiotics S.L. ha desarrollado una píldora viva eficaz y prometedora en la lucha contra las bacterias resistentes a antibióticos que se encuentran en implantes médicos, como catéteres, implantes prostéticos y marcapasos.

Este tratamiento se ha conseguido gracias a la eliminación de una habilidad común que tienen las bacterias y que causan la enfermedad y haciendo que se transforme para atacar directamente a los microbios perjudiciales. Los ensayos han sido realizados en pruebas in vitro e in vivo, con ratones como animales de prueba.

La administración de este medicamento bajo la piel de los ratones acabó con las infecciones en el 82% de los animales

Los resultados, que se han dado a conocer en la revista Molecular Systems Biology, han demostrado efectividad en todas las pruebas, por ejemplo, en la inoculación del medicamento bajo la piel de ratones acabó con las infecciones en el 82% de los animales que la recibieron. Estos hallazgos podrían suponer un gran avance de cara a nuevos tratamientos para las infecciones de implantes médicos, que son altamente resistentes a antibióticos y suponen el 80% de las infecciones contraídas en el entorno hospitalario.

Biofilms, diana de la nueva píldora viva

La nueva píldora está enfocada a los biofilms, que son colonias de células bacterianas que se adhieren a una superficies, por ejemplo, las de los implantes médicos presentan las condiciones idóneas para el desarrollo de biofilms, pues en ellos forman estructuras impenetrables que impiden que los antibióticos o el sistema inmunitario humano destruyan las bacterias que se encuentran incrustadas.

Las bacterias asociadas a los biofilms pueden ser mil veces más resistentes a los antibióticos que las bacterias libres. Una de las más comunes es el Staphylococcus aureus, unas infecciones que no responden a antibióticos convencionales y que requieren de intervenciones quirúrgicas para poder extraer los implantes afectados a los pacientes. Actualmente, las terapias alternativas se basan en el uso de anticuerpos o de enzimas, pero son tratamientos de amplio espectro que resultan altamente tóxicos para los tejidos y las células sanas, pudiendo causar efectos secundarios.

“Las bacterias son vehículos ideales para la ‘medicina viva’ porque pueden transportar cualquier proteína terapéutica para tratar la causa de una enfermedad”

“Las bacterias son vehículos ideales para la ‘medicina viva’ porque pueden transportar cualquier proteína terapéutica para tratar la causa de una enfermedad. Uno de los grandes beneficios de la tecnología es que una vez que llegan a su destino, los vectores bacterianos ofrecen una producción continua y localizada de la molécula terapéutica. Como cualquier vehículo, nuestras bacterias pueden modificarse con cargas distintas dirigidas a enfermedades diferentes, con más aplicaciones potenciales en el futuro”, expone Luis Serrano, coautor del estudio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD