PUBLICIDAD

Día de la Incontinencia Urinaria: contarlo mejora tu calidad de vida

Algunas personas con incontinencia no lo dicen por vergüenza o porque creen que es normal. En el Día Internacional de la incontinencia urinaria se pretende animar a los afectados a que lo cuenten y mejoren su calidad de vida.
Escrito por: Natalia Castejón

14/03/2019

Mujer con problemas de incontinencia urinaria

El crecimiento de la población envejecida –como consecuencia de un aumento de la esperanza de vida generalizado– ha provocado que los casos de incontinencia urinaria aumenten, en comparación con décadas anteriores. Los datos cifran los afectados por pérdidas de orina frecuentes en 400 millones de personas en el mundo, sin embargo, no se pueden hacer unas estimaciones certeras debido a que gran parte de los que la sufren no cuentan su problema por vergüenza o por creer que es algo que va ligado de manera natural a la edad.

Concretamente en España, según datos del Consejo General de Enfermería, se estima que hay en torno a seis millones de afectados con incontinencia urinaria, de los cuales nada menos que cuatro millones ni siquiera lo han consultado con su médico. Este hecho, que se produce por el estigma existente en torno a esta pérdida involuntaria de orina, hace que las personas que lo padecen no puedan ser valoradas por un profesional ni puedan por tanto encontrar soluciones que consigan mejorar su calidad de vida.

La urgencia por acudir al baño en las personas afectadas con incontinencia urinaria no tratada puede desembocar en caídas y fracturas de cadera que ponen en riesgo la salud de los mayores

Por todo ello, y con motivo del Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, que tiene lugar cada 14 de marzo, se pretende dar visibilidad a este trastorno urinario para alentar a las personas que lo padecen a que pidan ayuda. Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, ha señalado la importancia del papel de los enfermeros, que según cuenta pueden ayudar a romper con el aislamiento, la pérdida de autoestima y la depresión que puede suponer tener pérdidas de orina.

Multitud de opciones para mejorar la calidad de vida de los afectados

Además, de los problemas psicológicos que puede acarrear la incontinencia urinaria, también hay que tener en cuenta que las personas que tienen más riesgo de sufrirla son los adultos mayores, especialmente las mujeres, por lo que si no se toman medidas para solventarlas pueden provocar daños peores como caídas y más riesgo de fracturas de cadera a consecuencia de los problemas de movilidad asociados a la edad y la necesidad de acudir de urgencia al baño.

Como explican desde el Consejo General de Enfermería, cada vez existen más opciones para mejorar la calidad de vida de las personas con incontinencia urinaria. Mayte Pérez, enfermera de Atención Primaria, explica que los absorbentes han evolucionado mucho, pudiendo ser elegidos en función de la movilidad, tipo de piel, talla y grado de dependencia del paciente, y recuerda que siempre hay que consultar este problema con los enfermeros o médicos, y que no se debe intentar solucionar por cuenta propia, como, por ejemplo, poniéndose dos pañales, papel higiénico o preservativos en el caso de los hombres, pues todo ello puede provocar infecciones de orina y más riesgos para la salud.

Decálogo de la incontinencia urinaria

Para conmemorar el Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, la Asociación Española de Urología (AEU), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) han elaborado y presentado un Decálogo sobre la Incontinencia Urinaria con el que quieren aportar más información sobre este problema. Los diez puntos que revindican son:

  1. La incontinencia no es normal ni por el envejecimiento ni por ninguna otra condición natural.
  2. Algunas condiciones patológicas son las causantes de este problema, pues alteran la función fisiológica.
  3. Los afectados con incontinencia urinaria suelen presentar problemas psicológicos, médicos y limitaciones sociales.
  4. La calidad de vida de los pacientes con pérdidas de orina sufre un impacto negativo.
  5. La prevalencia de este problema es de al menos una persona de cada 20.
  6. Los expertos reconocen que no es un tema del que sea fácil hablar, pero instan en que no debe provocar vergüenza y que se debe consultar con los médicos.
  7. La mayor parte de los casos de incontinencia urinaria son reversibles con los tratamientos convenientes.
  8. Sin embargo, se estima que solo el 50% de los que padecen este problema reciben el tratamiento adecuado.
  9. Si se da a conocer la incontinencia urinaria, los facultativos podrán realizar una valoración clínica y se podrán tomar medidas conservadoras que ayudarán a conseguir una mejora de la calidad de vida considerable.
  10. Los expertos instan a que ante los síntomas se consulte en el Centro de Salud, en el Servicio Médico o en las farmacias, donde podrán obtener una guía de actuación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD