La diabetes puede acelerar un 26% el envejecimiento del cerebro

Las personas con diabetes tipo 2 experimentan un envejecimiento acelerado del cerebro y deterioro de sus funciones cognitivas, según un estudio que señala la necesidad de crear tratamientos dirigidos específicamente a sus efectos neurocognitivos.
Escrito por: Eva Salabert

25/05/2022

Relación de la diabetes 2 y el envejecimiento cerebral

El proceso normal de envejecimiento del cerebro se acelera en los pacientes con diabetes tipo 2 en comparación con las personas que no padecen esta enfermedad, y los efectos nocivos sobre la función cerebral se agravaron en relación con el aumento de la duración de la diabetes, relacionándose la progresión de esta enfermedad con una aceleración del 26% del envejecimiento cerebral.

PUBLICIDAD

Los resultados de la investigación, que se han publicado en eLife, revelan que este tipo de diabetes adopta un patrón de neurodegeneración parecido al que se da durante el envejecimiento, pero que avanza más deprisa, y también sugieren que en el momento en el que se diagnostica la diabetes tipo 2 es posible que ya se haya producido un significativo daño estructural en el cerebro, y que por ello es muy importante encontrar la manera de detectar cambios en el cerebro relacionados con la diabetes.

Aunque la diabetes tipo 2 ya se había relacionado con el deterioro cognitivo, a pocos pacientes se les realiza una evaluación cognitiva integral, y puede resultar difícil distinguir los signos del envejecimiento cerebral normal que aparecen a partir de la mediana edad y el envejecimiento cerebral provocado o acelerado por la diabetes.

“Cuando se diagnostica la diabetes tipo 2 mediante pruebas convencionales, es posible que los pacientes ya hayan sufrido un daño cerebral irreversible”

“Las evaluaciones clínicas de rutina para diagnosticar la diabetes generalmente se enfocan en la glucosa en sangre, los niveles de insulina y el porcentaje de masa corporal”, ha explicado Botond Antal, estudiante de doctorado en el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Stony Brook (Nueva York, EE. UU.) y primer autor del trabajo. “Sin embargo, los efectos neurológicos de la diabetes tipo 2 pueden revelarse muchos años antes de que puedan ser detectados por las medidas estándar, por lo que cuando se diagnostica la diabetes tipo 2 mediante pruebas convencionales, es posible que los pacientes ya hayan sufrido un daño cerebral irreversible”.

PUBLICIDAD

Un rendimiento cognitivo más bajo en los pacientes diabéticos

Los investigadores utilizaron el Biobanco del Reino Unido –en el que están registrados los datos de 20.000 personas de entre 50 y 80 años–, que incluye escáneres cerebrales y mediciones de la función cerebral, tanto de individuos sanos, como de personas diagnosticadas de diabetes tipo 2. El análisis de estos datos les permitió determinar cuáles son los cambios cerebrales y cognitivos específicos de la diabetes, y que no solo se producen debido al envejecimiento, y posteriormente confirmaron los resultados obtenidos comparándolos con un metanálisis de casi otros 100 estudios.

Encontraron que tanto el envejecimiento normal como la diabetes tipo 2 generan cambios en las funciones ejecutivas, como la memoria de trabajo, el aprendizaje y el pensamiento flexible, y cambios en la velocidad de procesamiento del cerebro, pero que los diabéticos experimentaron una reducción adicional del 13,1% en la función ejecutiva más allá de los efectos vinculados a la edad, y su velocidad de procesamiento disminuyó un 6,7% adicional en comparación con individuos de la misma edad sin diabetes.

PUBLICIDAD

El metanálisis de otros estudios también confirmó estos resultados: los pacientes con diabetes tipo 2 mostraban un rendimiento cognitivo consistente y significativamente más bajo en comparación con las personas sanas que tenían la misma edad y una educación similar.

Al comparar la estructura y actividad del cerebro de diabéticos y no diabéticos mediante resonancias magnéticas, estos científicos observaron que con la edad se producía una disminución en la materia gris del cerebro, sobre todo en una región conocida como cuerpo estriado ventral, que interviene en las funciones ejecutivas del cerebro. Pero en el caso de las personas con diabetes las disminuciones fueron todavía más pronunciadas en la materia gris más allá de los efectos característicos asociados al envejecimiento; en concreto, encontraron una disminución adicional del 6,2% en la materia gris en el cuerpo estriado ventral, pero también pérdida de materia gris en otras zonas, en comparación con el envejecimiento normal.

PUBLICIDAD

“Nuestros hallazgos sugieren que la diabetes tipo 2 y su progresión pueden estar asociados con el envejecimiento cerebral acelerado, posiblemente debido a la disponibilidad de energía comprometida que causa cambios significativos en la estructura y función del cerebro”, concluye la autora principal, Lilianne Mujica-Parodi, directora del Laboratorio de Neurodiagnóstico Computacional, Universidad Stony Brook. “Para cuando se diagnostica formalmente la diabetes, es posible que este daño ya se haya producido. Pero las imágenes cerebrales podrían proporcionar una métrica clínicamente valiosa para identificar y monitorear estos efectos neurocognitivos asociados con la diabetes. Nuestros resultados subrayan la necesidad de investigar biomarcadores basados ​​en el cerebro para la diabetes tipo 2 y estrategias de tratamiento que se dirijan específicamente a sus efectos neurocognitivos”.

Actualizado: 27 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD