PUBLICIDAD

Tercera edad
10 actividades para que los mayores ejerciten el cerebro
Las personas mayores deben ejercitar la mente para mantenerla en forma y evitar o retrasar el deterioro cognitivo. Aprovecha el verano para realizar estas diez actividades que te ayudarán a entrenar tu cerebro.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Alimentación y ejercicio para mantener el cerebro en forma en verano

Tres claves más para que el cerebro del mayor no se quede frito por el calor del verano son nutrirle como merece, hidratarse bien y hacer ejercicio con cabeza.

  • Come bien, nutre tu cerebro

    Come bien, nutre tu cerebro

    El verano es uno de los mejores momentos para consumir productos beneficioso para el cerebro. Cocinar en casa es una actividad divertida y con un gratificante resultado. No hace falta ser un chef con estrellas Michelin para elaborar platos que conseguirían el aprobado del jurado más duro de Masterchef. Por ejemplo, una sencilla ensalada de tomate, sardinas en lata y buen aceite de oliva, acompañada de unas tostas de pan integral con guacamole y, de postre, un yogur con trozos de plátano y algún fruto seco, es un menú de 10 para el cerebro.

    En la dieta veraniega del mayor no pueden faltar los alimentos ricos en fósforo (pescado azul, almendras, productos lácteos…), magnesio (cereales integrales, soja, pipas de girasol…) o potasio (aguacate, plátano, germen de trigo…).

  • Mantente hidratado y evita el alcohol

    Mantente hidratado y evita el alcohol

    Cañas y sangría son parte del verano para muchas personas. Sin embargo, el alcohol no se lleva nada bien con el cerebro, menos aún a estas edades. Una copita de vino tinto –si el médico no ha dicho lo contrario– es buena para la salud cardiovascular, pero un exceso de alcohol es nocivo para que tanto mente como cuerpo estén en forma.

    Por este motivo, este verano tus actividades sociales deben estar llenas de zumos naturales, infusiones, batidos caseros o, simplemente, agua, la mejor opción para refrescarse, mantenerse hidratado, y evitar los kilos de más.

  • Aprovecha el buen tiempo para hacer ejercicio

    Aprovecha el buen tiempo para hacer ejercicio

    La actividad física en la tercera edad no sólo es importante para conservar la salud del cuerpo, sino también la mental. El ejercicio, por ejemplo, ayuda a mantener a raya los niveles de colesterol en sangre, lo que impide que se acumule en las paredes de las arterias y facilita que llegue suficiente sangre al cerebro.

    Si tienes la suerte de pasar tus vacaciones en la playa, un buen consejo es dar paseos en la orilla del mar, siempre evitando las horas centrales del día, y usando protector solar o ropa adecuada y gafas de sol para proteger la piel y los ojos, y un gorro o un pañuelo en la cabeza para evitar los golpes de calor.

    Un pequeño concurso con la rana a ver quién consigue colar más piedras en su boca hará que el cuerpo esté en movimiento sin que te des cuenta, o una partida de petanca con los amigos será una actividad estupenda y nada exigente. Hasta arreglar las plantas en el jardín o en la terraza, o cultivar un pequeño huerto, exigen un esfuerzo físico a las personas mayores sin que parezca que lo estén llevando a cabo por indicación médica.

Actualizado: 12 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD