PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cuidados para tu piel después del sol
Hayas terminado tus vacaciones o estés a punto de hacerlo, no bajes la guardia en el cuidado de tu piel. Pequeñas y fáciles rutinas pueden ayudar a mimar y recuperar nuestra piel tan castigada en verano por el sol.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Quemaduras solares y ampollas

Tras una exposición solar que ha provocado quemaduras, el cuidado de la piel es todavía más importante. En primer lugar, Los síntomas que suelen aparecer son rojeces en la piel y sensibilidad en la zona, si la exposición solar ha sido durante muchas horas pueden incluso salir ampollas. Hay que recordar que las quemaduras de este tipo desparecen después de unos días pero el daño que se produce en las células de la piel es permanente, lo que puede provocar efectos a largo plazo como el cáncer de piel.

Sí es tarde y ya te has quemado lo primero que hay que hacer es intentar enfriar la zona, con una ducha o baño de agua templada, nunca caliente. También puedes aplicar paños húmedos sobre la piel afectada. Lo mejor es vestir en los siguientes días ropa de algodón y que sea holgada, para evitar la fricción, y beber mucha agua para mejorar la hidratación de la piel y ayudarla a regenerarse.

En cuanto a las cremas, hay que evitar los anestésicos locales que contengan benzocaína o lidocaína. Tampoco es recomendable utilizar lubricantes como la vaselina, ya que no hidratan la piel. En todo caso, se puede usar after sun, aunque a estas alturas su efecto será limitado. Lo más aconsejable es utilizar una crema hidratante rica en aloe veravitamina E y vitamina C, ya que no sólo aliviarán la sensación de quemazón, sino que contribuirán a la regeneración de la piel.

Cómo tratar y prevenir las ampollas solares

En el caso extremo de que surjan ampollas, además de acudir al médico, se deben utilizar vendas secas para prevenir infecciones y nunca explotarlas. La infusión fría de manzanilla aplicada sobre la zona afectada o el jugo del pepino también contribuyen a reducir las molestias.

Lo mejor es prevenir este tipo de quemaduras con crema solar con factor alto que protejan de los rayos UVA y UVB. Se debe aplicar nuevamente tras el baño y cada dos horas para que la protección sea óptima. Los expertos también recomiendan no exponerse al sol en las horas centrales de día, comprendidas entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, pues es cuando los rayos del sol tienen más intensidad.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD