PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Apiterapia
Las abejas pueden ayudarte a mejorar tu salud. Además de consumir los productos que elaboran, la apiterapia consiste en inocular el veneno de sus aguijones con el objetivo de tratar diversas dolencias.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Beneficios de la apiterapia y contraindicaciones

La apiterapia basada en la administración de apitoxina debe ser aplicada por un profesional, puesto que se trata del veneno producido por la abeja y, si no se emplea correctamente, puede ser muy peligroso para la salud.

Los defensores de la apiterapia señalan que el contenido de la apitoxina tiene grandes beneficios para la salud, y a pesar de que hacen falta más estudios científicos, entre las propiedades que se le atribuyen a esta terapia natural destacan:

  • Los componentes del veneno de abeja (principalmente melitina, aunque también otros péptidos y proteínas) tienen efectos antibacterianos, antifúngicos, antiinflamatorios, analgésicos, euforizantes y hasta antitumorales.
  • Se trata de un producto natural y, por lo tanto, se evitan las sustancias químicas presentes en otros tratamientos y sus posibles efectos colaterales.
  • La apiterapia también puede ayudar a personas con problemas de hipertensión, y contribuye a mejorar el metabolismo y a eliminar toxinas y edemas.
  • Favorece el sistema cardiovascular, ya que la apitoxina es anticoagulante y disminuye el ritmo cardíaco.
  • Combate el dolor. Precisamente una de las aplicaciones más importantes de la apiterapia es la de aliviar a los pacientes que sufren enfermedades acompañadas de dolores crónicos o puntuales, gracias a que es un analgésico muy poderoso. Por este motivo, se suele administrar a pacientes con dolores osteomusculares y articulares.
  • Está indicada para tratar problemas relacionados con el estrés o la ansiedad.

Contraindicaciones de la apiterapia

La apiterapia con apitoxina no está indicada para todo el mundo y, por ejemplo, las mujeres embarazadas deben esperar a dar a luz antes de someterse a este tipo de tratamiento, para evitar complicaciones en el feto. Asimismo, las personas que sufren enfermedades infecciosas o de transmisión sexual, cardiopatías, cáncer, u otras enfermedades crónicas, no pueden someterse al pinchazo de veneno de abeja. Como siempre, lo ideal es consultar con el médico especialista el deseo de realizar apiterapia, y que sea él quien valore si es recomendable o no.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD