PUBLICIDAD

Bebés y niños
Educación vial para niños
Nuestros hijos son pequeños peatones, pasajeros en diversos medios de transporte, y potenciales conductores. Por ello, es clave que aprendan paulatinamente las normas de educación vial en todos estos ámbitos.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Sistemas de retención infantil

Uno de los ámbitos más importantes en cuanto a seguridad vial es el de las sillitas del coche, los llamados Sistemas de Retención Infantil (SRI). Tal y como especifica la Dirección General de Tráfico, los SRI no sólo son recomendables, sino que son obligatorios (siempre que un niño con una estatura inferior a 1,35 metros de altura viaje como ocupante en un vehículo ha de llevar un sistema adaptado a su talla y peso).

En este caso son los padres los que se deben concienciar de su tremenda relevancia, responsabilizarse de su uso, y entender hasta qué punto pueden salvar las vidas de sus hijos, tal y como señala Raquel Esther Navas, asesora pedagógica de la DGT: “la prevención de los accidentes de tráfico en la infancia es responsabilidad del adulto; el que el niño vaya correctamente sentado en su sillita cuando va en el vehículo, no depende de él ni de sus intereses”.

La propia Dirección General de Tráfico alerta a los adultos de que:

  • Nunca deben llevar al niño en brazos ni compartir su cinturón con él, porque en caso de accidente, le aplastarían. Concretamente, la velocidad máxima a la que un adulto es capaz de impedir que un niño salga lanzado hacia adelante en caso de impacto es, tan solo, de 5 km/h.
  • Los niños deben viajar en los asientos traseros del coche. Si alguna vez se utiliza excepcionalmente el asiento del copiloto, habrá que desconectar el airbag. Además, varios estudios sobre impactos han contrastado que la mejor forma de colocar a un niño de hasta dos años (como mínimo) en los asientos traseros es poniendo el SRI en sentido inverso a la marcha. Este tipo de orientación es más segura y ayuda a reducir hasta un 75 por ciento el riesgo de sufrir lesiones graves (en el cuello, la columna vertebral y los órganos internos). 
  • No hay que bajar la guardia en los trayectos cortos. En los desplazamientos en coche desde casa al colegio es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.
  • El SRI debe ir perfectamente instalado y no moverse, siendo el sistema Isofix la mejor opción.
  • Los arneses del SRI o el cinturón de seguridad irán bien colocados, ni retorcidos, ni holgados, ni doblados.
  • Si los padres utilizamos siempre la sillita del coche, y de forma correcta (sólo su buen uso asegura una efectividad óptima), nuestros hijos enseguida aprenderán que son unas excelentes compañeras de viaje. 

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD