PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El aceite de oliva virgen extra reduce el riesgo de cáncer de mama

Olivas para hacer aceite contra el cáncer de mama

Los polifenoles del aceite de oliva virgen tienen capacidad antioxidante, reduciendo el riesgo de cáncer.

08 de Mayo de 2010

El aceite de oliva virgen extra contiene sustancias que protegen la salud, capaces de luchar contra la proliferación de células cancerosas. Los polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen tienen capacidad antioxidante, por lo que pueden reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Estudios realizados por científicos españoles del Instituto Catalán de Oncología y la Universidad de Granada, han descubierto que los polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen extra que más protegen contra el cáncer son los lignanos y secoiridoides. La investigación realizada por los científicos españoles ofrece nuevos datos sobre la dieta mediterránea y la prevención de enfermedades, porque aunque gozar de una buena salud está relacionado con la herencia genética, la dieta también puede contribuir a mantenerla y mejorarla.

En el año 2000 se celebró en Londres la Conferencia Internacional sobre Dieta Mediterránea, en la que se demostró que seguir estas pautas de alimentación resulta beneficioso para la salud y disminuye los factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes. Los especialistas que asistieron a la conferencia concluyeron que el aceite de oliva y las grasas monoinsaturadas pueden reducir el riesgo de cáncer de mama.

Qué son los polifenoles

Los polifenoles son un grupo de sustancias químicas que contienen las plantas. Las investigaciones indican que las propiedades antioxidantes de los polifenoles suponen potenciales beneficios para la salud, como reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Los lignanos son fitoquímicos que pueden imitar las funciones de las hormonas humanas, sin los efectos dañinos de estas. Los estudios realizados en modelos animales muestran que impiden el crecimiento de tumores de mama. En los seres humanos parece que reducen la incidencia de esta patología.

Los autores del estudio explicaron que los lignanos y los secoiridoides ejercieron una acción tumoricida capaz de inhibir el gen cancerígeno HER2 en células de cáncer de mama humanas en cultivo. Sin embargo, advierten que las concentraciones de estos fitoquímicos empleadas en el laboratorio no se consiguen con un consumo normal de aceite de oliva en la dieta diaria. Por lo tanto, para obtener los beneficios anticancerígenos que ofrecen estas sustancias, los investigadores proponen que se utilicen estos polifenoles para desarrollar nuevos medicamentos contra el cáncer.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''