Nutrición y diabetes
Una buena alimentación es una herramienta indispensable para el buen control de la diabetes. La dieta de un diabético debe ir enfocada a ayudarle a normalizar sus niveles de glucemia. Toma nota de los alimentos a incluir y a evitar.

Cómo cocinar para controlar la glucosa en la diabetes

Actualizado: 19 de junio de 2020

Uno de los factores que más va a afectar en los niveles de glucosa del paciente diabético va a ser la cantidad de hidratos de carbono que consuma en cada ingesta. Así, si cada día consume diferentes cantidades, la glucosa oscilará. Por ello, uno de los objetivos principales es que el plan de alimentación que se lleve a cabo durante la diabetes se centre en que en las comidas diarias se mantenga siempre la misma cantidad de hidratos de carbono. Para esto se utilizan tablas de equivalencia de diferentes grupos de alimentos.

La cifra de glucosa en sangre se considera normal cuando es menor de 110 mg/dl. Hablamos de diabetes si:

  • La glucemia en ayunas en plasma venoso es mayor o igual a 126 mg/dl al menos en dos ocasiones.
  • Se presentan los síntomas de diabetes y una glucemia al azar en plasma venoso mayor o igual a 200 mg/dl;  aunque no se esté en ayunas, no haría falta una segunda prueba.
  • La glucemia en plasma venoso a las dos horas de la prueba de sobrecarga oral, mayor o igual a 200 mg/dl.

La sobrecarga oral es una prueba diagnóstica que consiste en administrar una dosis de glucosa de 75 g en agua, con la posterior extracción de sangre en diferentes tiempos (0 min., 30 min., 60 min., etcétera), determinando así el nivel de glucosa en sangre.

Cocinar con diabetes: alimentos a incluir y a evitar

Las personas diagnosticadas con diabetes pueden seguir comiendo todo aquello que tomaban antes, pero deberán hacerlo de una manera puntual y en cantidades muy pequeñas. Entre los alimentos que no pueden faltar en la nevera están:

Pero también existen alimentos que se deben evitar si queremos que se tenga unos niveles más saludables de glucosa en sangre, como son los fritos, los productos procesados, con grandes cantidades de sal, la bollería industrial o las bebidas con azúcares añadidos, tales como los refrescos, zumos o bebidas energéticas.

En cuanto a la mejor forma de cocinar los alimentos para personas con diabetes es aquella que evite la acumulación de grasas. Es decir, optar por cocinar al vapor, hervido, salteado, al horno o en papillote. Recuerda evitar la sal y sustituirla por especias.

Creado: 15 de noviembre de 2010

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD