PUBLICIDAD

Vacunas durante el embarazo
Durante la gestación es importante prevenir enfermedades que pueden ser perjudiciales, tanto para la madre como para el bebé. Te decimos qué vacunas son compatibles con el embarazo y cuáles están contraindicadas.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Vacunas que sí debes ponerte durante el embarazo

Actualizado: 4 de noviembre de 2019

Existe un grupo de vacunas que es recomendable que la madre haya recibido antes o durante el embarazo. Es el caso de las vacunas antitetánica, antidiftérica y antigripal. Eso sí, conviene evitar su administración en el primer trimestre del embarazo, ya que es cuando se están formando los órganos del embrión. En caso de ser imprescindibles tus médicos han de valorar tu caso concreto, teniendo en cuenta los riesgos de la enfermedad frente a los beneficios de la vacuna.

  • Vacuna antitetánica: esta vacuna no supone riesgo alguno ni para la madre ni para el bebé y, de hecho, es necesario que la mujer esté inmunizada antes del parto porque durante el mismo hay riesgo de infección por tétanos para ambos. Además, su aplicación durante el embarazo prevendrá al recién nacido del tétanos neonatal, ya que los anticuerpos generados protegen al bebé hasta los seis meses de edad.
  • Vacuna antidiftérica: la difteria es una enfermedad bacteriana que afecta a la garganta y que, en casos extremos, puede tener graves consecuencias. Al igual que la anterior, no está contraindicada durante el embarazo y su efecto se transmite al feto, con lo que también se previene la difteria neonatal.
  • Vacuna de la tos ferina: la incidencia de la tos ferina se ha incrementado en Europa, incluida España, en los últimos años. Se trata de una enfermedad potencialmente mortal, y desde 2011 los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos recomiendan vacunar a las gestantes a partir de la semana 20 de embarazo. La recomendación de la Asociación Española de Pediatría (AEP) es administrar la vacuna a las embarazadas a partir de la semana 27 de gestación, con el objetivo de prevenir la tos ferina en la madre y evitar que contagie a su hijo recién nacido. Además, el feto recibe anticuerpos por vía placentaria, que también protegerán al bebé cuando nazca hasta que cumpla la edad de vacunación.
  • Vacuna de la gripe: según la Organización Mundial de la Salud, las mujeres embarazadas son especialmente vulnerables al virus de la gripe, y padecer esta infección durante el primer trimestre del embarazo se ha relacionado con un incremento de malformaciones cardiacas, defectos del tubo neural y labio leporino, y durante el segundo y tercer trimestres con un mayor número de abortos y partos prematuros, así como con un menor peso del bebé al nacer. La importancia de esta vacuna durante la getación se debe también a su efecto protector sobre el neonato, ya que los bebés menores de seis meses no pueden ser vacunados, y se estima que los lactantes menoes de esta edad que contraen la enfermedad tienen tasas de ingreso hospitalario similares a las de los adultos mayores de 65 años.

Aunque los estudios científicos todavía no han demostrado las contraindicaciones que puede conllevar para el fero la aplicación de este tipo de vacunas, lo recomendable es que las embarazadas se vacunen contra la gripe si han superado el primer trimestre del embarazo, aunque el especialista valorará siempre el riesgo beneficio en caso de que sea necesario vacunar en esta etapa.

Como es habitual, para vacunarse contra la gripe, la época más apropiada es durante los meses de septiembre y octubre. Igualmente, es aconsejable que preguntes a tu ginecólogo sobre la conveniencia o no de vacunarte contra la gripe H1N1, debido a las graves consecuencias que esta variante de la gripe tuvo sobre las embarazadas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD