PUBLICIDAD

El 90% de los calcetines para bebés contienen bisfenol-A y parabenos

Nueve de cada diez calcetines para bebés y niños pequeños contienen bisfenol A y parabenos, dos sustancias tóxicas cuya actividad hormonal puede provocar infertilidad, obesidad, o cáncer, entre otras enfermedades.
Escrito por: Natalia Castejón

30/04/2019

Calcetines low cost de bebé

La mayoría de los calcetines de los bebés podrían tener restos de bisfenol-A y parabenos, unos compuestos tóxicos que actúan como disruptores endocrinos. Este ha sido el hallazgo de un equipo de investigadores de la Universidad de Granada en colaboración con el CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), el ibs. GRANADA, y el Hospital Clínico San Cecilio de Granada.

La variación en las actividades hormonales que se produce a consecuencia de ambos disruptores endocrinos puede fomentar el desarrollo de problemas de salud como infertilidadtrastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), desarrollo sexual secundario prematuro, alteraciones genitourinarias, obesidad en los niñoscánceres relacionados con las hormonas como el de mama, o diabetes.

Los calcetines comprados en tiendas de bajo precio contienen una cantidad de bisfenol-A 25 veces superior a la encontrada en los calcetines de las tiendas de franquicias y de marcas exclusivas

La investigación, que ha visto la luz en la revista Environmental International, analizó 32 pares de calcetines de niño –desde el nacimiento hasta los cuatro años– que fueron comprados en tres tiendas diferentes. La primera de ellas era de bajo precio, tres pares por entre 1,50 y 1,80 euros, otro era un establecimiento de ropa de franquicia, donde los mismos pares costaban entre 3 y 4,50 euros, por último, acudieron a comprar esta prenda a una tienda de ropa exclusiva, recibiendo una factura con un costo de entre 6,95 y 7,95 euros por tres pares.

Todos los calcetines tenían parabenos

Una vez tuvieron todas las muestras de calcetines realizaron una serie de análisis químicos para conocer si eran portadores de parabenos y bisfenol-A, así como test biológicos para cuantificar la actividad hormonal. Los resultados indicaron que nueve de cada 10 de ellos tenían estos dos productos tóxicos, dos de cada 10 afectaban a la actividad estrogénica (hormona femenina) y uno de cada tres presentaban actividad antiandrogénica (hormona antimasculina).

Concretamente, los autores encontraron concentraciones de 3.736 ng de bisfenol-A por gramo de tela de calcetín en los de bajo precio, una cifra 25 veces mayor que las que observaron en las prendas de las franquicias o las tiendas exclusivas. En cuanto a los parabenos, estaban en los 32 pares analizados, especialmente etil-parabeno, seguido por el metil-parabeno, en concentraciones menores y sin apenas diferencias entre las tiendas.

La importancia de que los padres estén informados

Los investigadores tuvieron dificultades para estimar el riesgo de la exposición a estos compuestos químicos, pues se desconoce cuánto y cómo los absorbe la piel. Sin embargo, alertan de la facilidad con la que los bebés pueden ingerir los parabenos y el bisfenol-A, pues los calcetines pueden entrar en contacto con la boca de los pequeños mientras juegan con los pies.

En base a los resultados obtenidos, la UGR cree que es necesario que se alerte de este riesgo a los padres de los bebés, que se forme a los sanitarios para que puedan ofrecer una buena información a los progenitores, así como sensibilizar a los productores e importadores de estos textiles y a la administración nacional y europea para que se tenga en cuenta y se tomen medidas cuanto antes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD