PUBLICIDAD

Asocian la exposición al humo del diésel con mayor riesgo de ELA

Ser hombre y estar expuesto con frecuencia al humo de los vehículos diésel, principalmente por el trabajo, aumenta hasta un 45% el riesgo de tener esclerosis lateral amiotrófica, según un estudio observacional.
Escrito por: Natalia Castejón

05/03/2018

Contaminación por humo del diésel

Los hombres en contacto con el humo del diésel en el trabajo tienen un 20% más de riesgo de desarrollar ELA.

Diversos estudios han demostrado los efectos nocivos del diésel en la salud, pero el último, realizado por miembros de la Escuela de Salud Pública Harvard TH Chan y del Centro de Investigación de la Sociedad Danesa del Cáncer, ha observado que los hombres que están expuestos en su trabajo a la contaminación por este tipo de humo tienen hasta un riesgo 45% mayor de ser diagnosticados con esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

El estudio que lo afirma será presentado el 22 de abril en la Reunión Anual de la Academia Estadounidense de Neurología (AAN) pero ya se sabe su contenido. Los resultados muestran que los hombres que están en contacto con el humo del diésel en el trabajo, incluso 10 años antes de ser diagnosticados, tienen un 20% más de riesgo de desarrollar ELA y los que presentan una probabilidad mayor del 50% de estar en contacto directo con este tipo de contaminación tienen un 45% más de posibilidades de padecer esta enfermedad. En las mujeres no se encontraron asociaciones.

Estos hallazgos surgieron de las incógnitas que se planteaban los investigadores sobre las consecuencias de inhalar el humo diésel a largo plazo, y para descubrirlas se analizaron a 1.639 personas, con una media de 56 años, que tuvieron un diagnóstico de ELA entre 1982 y 2013 y que pertenecían al Registro Nacional de Pacientes de Dinamarca.

La asociación entre exposición al humo del diésel y riesgo de ELA fue mayor en el caso de trabajadores de la construcción, de estaciones de servicio o de conductores de autobuses

Cada miembro de este grupo fue emparejado con 100 personas de su sexo y edad que no tenían ninguna enfermedad y se tuvo en cuenta en qué tipos de empleo habían trabajado anteriormente. Con ello estimaron la exposición que habían tenido al humo del diésel de los vehículos incluso cinco y 10 años antes de ser diagnosticados con esta patología. La asociación fue mayor en aquellos que trabajaban en estaciones de servicio, en la construcción o conduciendo autobuses.

Los resultados no muestran una causa directa

Aisha Dickerson, principal autora del estudio, explica que el trabajo no quiere decir que el diésel cause ELA, sino que solo han encontrado una asociación observacional y que no pueden hallar las causas. Sin embargo, cree que se debería seguir investigando porque la población en general inhala este tipo de humo tóxico, por lo que a la larga podría afectarnos a todos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD