PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Cambiar el horario de sueño los días festivos perjudica tu salud

Alterar el horario habitual de sueño los fines de semana y días festivos provoca jet lag social, que además de empeorar nuestro estado de ánimo, aumenta el riesgo de tener peor salud y sufrir problemas cardiovasculares.
Cambiar el horario de sueño los días festivos perjudica tu salud

El jet lag social provoca sensación de fatiga, somnolencia y peor estado de ánimo.

14 de Junio de 2017

Muchas personas alteran su horario habitual de sueño los fines de semana o días festivos, acostándose y levantándose más tarde, una costumbre tan errónea como contraproducente que genera lo que se conoce como jet lag social, un desfase en el punto medio de sueño que provoca sensación de fatiga, somnolencia y peor estado de ánimo. Pero estos no son los únicos efectos perjudiciales del jet lag social, ya que un estudio publicado en la revista Sleep demuestra que también está asociado a tener mayor riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y peor salud en general.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores, liderados por Michael A. Grandner, director del Programa de Investigación de Sueño y Salud de la Universidad de Arizona (EE.UU.), analizaron los hábitos de sueño de 984 personas de entre 22 y 60 años de edad, teniendo en cuenta otros factores que podrían influir en los resultados como su edad, raza, sexo, o nivel socioeconómico y educativo, entre otros, y observaron que por cada hora de jet lag social aumentaba un 11% la probabilidad de desarrollar patologías cardíacas, además de generar peor estado de ánimo, somnolencia y fatiga entre los participantes que cambiaban mucho su horario de sueño.

Por cada hora de jet lag social aumenta un 11% la probabilidad de desarrollar patologías cardíacas, además de generar peor estado de ánimo, somnolencia y fatiga

Estos resultados, que eran independientes de la duración del sueño o la presencia de insomnio, y que concuerdan con las conclusiones de otros estudios realizados previamente (que relacionan el jet lag social con mayor riesgo de sufrir obesidad o diabetes, por ejemplo), indican que mantener unos horarios regulares de sueño podría constituir una vía terapéutica accesible y económica para prevenir enfermedades cardiovasculares y mejorar el estado de salud en general, tal y como explica Sierra B. Forbush, coautora del trabajo.

Qué es el jet lag social y cómo se calcula

El jet lag social es el nombre que recibe un conjunto de síntomas (somnolencia, irritabilidad, fatiga…) provocados al alterar nuestro horario de sueño por compromisos sociales. La forma de calcularlo es sencilla: se obtiene calculando la diferencia que hay entre el punto medio de sueño de un día respecto al punto medio de sueño de otro día. Es decir, imaginemos que entre semana solemos dormir de 23h a 7h (nuestro punto medio de sueño es a las 3am) y el sábado, sin embargo, dormimos de 2h a 11h (nuestro punto medio de sueño se produjo a las 6.30am). De manera que si calculamos la diferencia que hay entre el punto medio de sueño de los días de entre semana (3am) respecto al punto medio de nuestro descanso del sábado (6.30 am) obtendremos una diferencia de tres horas y media, por lo que nuestro jet lag social será de 3h y 30 minutos.

Es decir que, según esta investigación, no resulta beneficioso dormir más horas durante el fin de semana o los días festivos, sino que la clave para mejorar nuestro descanso y, con ello, nuestra salud, está en mantener un horario de sueño regular para que el punto medio de sueño diario sea siempre lo más similar posible.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de reducción de la vacunación del sarampión en niños de 2 a 11 años puede triplicar su incidencia en estas edades
'Fuente: 'Universidad de Stanford y Escuela de Medicina Baylor (Estados Unidos)''