El COVID-19 en embarazadas aumenta el riesgo de parto muy prematuro

Pasar el COVID-19 en el embarazo aumenta considerablemente el riesgo de tener un parto muy prematuro, con menos de 32 semanas de gestación, según un estudio que recalca la importancia de vacunarse durante esta etapa.
Escrito por: Natalia Castejón

17/08/2021

Mujer embarazada con síntomas de fiebre

Son muchas las mujeres que tienen dudas sobre la vacunación contra el COVID-19 en el embarazo, pero las autoridades han comunicado que estos fármacos son seguros y eficaces y que pueden prevenir futuros problemas de salud derivados de una infección por SARS-CoV-2 grave. Ahora, un estudio realizado por miembros de la Universidad de California-San Francisco ha descubierto que pasar el coronavirus en el embarazo aumenta el riesgo de parto muy prematuro, es decir, menos de 32 semanas de gestación.

Concretamente, la investigación ha encontrado que las mujeres embarazadas que habían pasado el COVID-19 tenían hasta un 60% más riesgo de dar a luz antes de la semana 32 de gestación, mientras que las probabilidades de un parto con menos de 37 semanas –considerado ya como prematuro– era del 40% superior en comparación con las no infectadas.

El riesgo de parto prematuro en las mujeres embarazadas con COVID-19 y patologías como obesidad, diabetes o hipertensión se incrementaba un 160%

El estudio, que se ha publicado recientemente en la revista The Lancet Regional Health-Americas, también ha encontrado que, en el caso de las embarazadas que tienen otras patologías, como diabetes, obesidad o hipertensión, el riesgo de parto prematuro por COVID-19 aumentaba un 160%, una cifra significativamente elevada.

Los partos prematuros conllevan más complicaciones infantiles

“El nacimiento prematuro se asocia con muchos resultados desafiantes para las personas embarazadas y los bebés, y los nacimientos muy prematuros conllevan el mayor riesgo de complicaciones infantiles”, indica Deborah Karasek, autora principal de la investigación. Por esto, la investigadora hace hincapié en la importancia de adoptar las medidas preventivas contra el COVID-19 en las embarazadas, especialmente la vacunación.

En España, ante el aumento de casos de embarazadas con COVID-19, la Comisión de Salud Pública ha acordado una serie de recomendaciones como que todas las gestantes estén vacunadas con todas las dosis antes de finales del segundo trimestre de embarazo, que es cuando más riesgo de complicaciones por coronavirus se han notificado.

Los autores también descubrieron que las tasas de los nacimientos prematuros no cambiaban en función de si los partos eran espontáneos o con indicación médica, esto podría denotar la existencia de múltiples vías entre el diagnóstico de COVID-19 y el nacimiento prematuro, como ha explicado Karasek. Aun así, hay ciertas limitaciones en el estudio, como que no se supo la gravedad de la enfermedad de las pacientes ni en qué mes se contagiaron, y los investigadores indican que siguen analizando más casos para conocer más sobre esta asociación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD