Dos biomarcadores en sangre detectan los primeros signos de alzhéimer

Identifican dos biomarcadores en sangre –p-tau231 y p-tau217– que pueden detectar cambios cerebrales relacionados con la proteína amiloide y predecir el riesgo de alzhéimer en personas de mediana edad sin síntomas cognitivos.
Escrito por: Eva Salabert

11/08/2022

Riesgo alzhéimer se detecta en sangre

En todo el mundo hay alrededor de 50 millones de personas con algún tipo de demencia –900.000 en España–, la mayoría con enfermedad de Alzheimer, y cada tres segundos se diagnostica un nuevo caso. Con el aumento de la esperanza de vida el número de casos podría triplicarse en el año 2050 y convertirse en una pandemia, tal y como señala el último informe World Alzheimer Report 2018 publicado por Alzheimer’s Disease International.

PUBLICIDAD

Por ello es urgente encontrar métodos de diagnóstico del alzhéimer que puedan detectar la enfermedad en sus fases iniciales, así como tratamientos eficaces para ralentizar su progreso y retrasar el consiguiente deterioro cognitivo. Una nueva investigación liderada por científicos españoles ha encontrado ahora dos nuevos biomarcadores –p-tau231 y p-tau217– cuya medición en sangre permite detectar cambios cerebrales relacionados con la acumulación de la proteína beta amiloide en personas sin síntomas cognitivos.

El estudio ha sido liderado por el Barcelonaβeta Brain Research Center (BBRC), centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM-Hospital del Mar) y la Universidad de Gotemburgo, y sus resultados se han publicado en la prestigiosa revista científica Nature Medicine.

PUBLICIDAD

Una prueba no invasiva para identificar a personas con riesgo de alzhéimer

El análisis de biomarcadores en sangre es una prueba económica y no invasiva que tiene un gran potencial para ayudar a diagnosticar el alzhéimer, y por ello el objetivo del estudio ha sido realizar una comparación exhaustiva entre diferentes biomarcadores, ya que su elección podría variar dependiendo del tipo del ensayo que se quiera realizar.

Los investigadores han analizado datos de casi 400 participantes del Estudio ALFA+ y sus resultados demuestran que el p-tau231 es un biomarcador sanguíneo especialmente idóneo para captar cambios cerebrales incipientes asociados a la proteína amiloide, antes de que la placa de esta proteína se manifieste y que, por lo tanto, ayudaría a identificar precozmente a las personas de mediana edad que tienen un riesgo elevado de desarrollar alzhéimer y a  llevar a cabo ensayos clínicos centrados en esta etapa inicial de la enfermedad.

P-tau231 es un biomarcador sanguíneo idóneo para captar cambios cerebrales asociados a la proteína amiloide y ayudaría a identificar precozmente a las personas de mediana edad con riesgo elevado de alzhéimer

Los investigadores desarrollaron el nuevo biomarcador en sangre p-tau231 en colaboración con la Universidad de Gotemburgo y lo compararon con otros cinco biomarcadores en sangre (p-tau181, p-tau217, Aß42/40, GFAP y NfL) que habían sido estudiado previamente en la fase en la que ya se manifestaban los síntomas del alzhéimer. Se trata del primer estudio que analiza todos estos biomarcadores en la fase preclínica de esta demencia.

PUBLICIDAD

Los resultados del trabajo revelan que p-tau231 y p-tau217 son los mejores biomarcadores en sangre para detectar los primeros signos de acumulación de amiloide en el cerebro. Los investigadores también han demostrado que los niveles de p-tau231 más elevados en sangre predicen una mayor acumulación de amiloide y pérdida de la función cognitiva en el seguimiento a los tres años.

Los autores del estudio señalan que el uso de biomarcadores en sangre también puede facilitar los ensayos clínicos para prevenir el alzhéimer. “Los biomarcadores son una herramienta muy útil que podría acelerar el desarrollo de nuevos tratamientos dirigidos a la enfermedad de Alzheimer”, comenta Marc Suárez-Calvet, responsable del Grupo de Biomarcadores en Fluidos y Neurología Traslacional del Barcelonaβeta Brain Research Center (BBRC) e investigador del IMIM-Hospital del Mar. “Gracias a ellos se podría reducir el tiempo de reclutamiento de participantes en ensayos clínicos sobre la etapa temprana de esta enfermedad, y aumentaría el nivel de participación de poblaciones más diversas”, añade.

PUBLICIDAD

Han comprobado que todos los biomarcadores en plasma se ven alterados en la fase preclínica del alzhéimer, pero han encontrado significativas diferencias entre ellos. “En la cohorte ALFA+, todos los biomarcadores en plasma probados (p-tau181, p-tau217, p-tau231, GFAP, NfL y Aß42/40) se alteraron significativamente en el Alzheimer preclínico”, explica Marta Milà-Alomà, primera autora del estudio e integrante del Grupo de Biomarcadores en Fluidos y Neurología Traslacional. “Sin embargo, la p-tau231 en plasma alcanzó niveles anormales con la menor carga de amiloide”, destaca.

Actualizado: 12 de agosto de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD