PUBLICIDAD

Hallan una molécula que consigue regenerar las conexiones neuronales

Un grupo de científicos españoles ha hallado una pequeña molécula que ha conseguido en una mosca con alzhéimer que las conexiones neuronales –que se encuentran dañadas en estos enfermos– vuelvan a funcionar.
Escrito por: Caridad Ruiz

26/06/2019

Sinapsis neuronal en un enfermo de alzhéimer

Científicos de varios centros de investigación españoles liderados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han encontrado una pequeña molécula que podría ser clave para diseñar un nuevo fármaco para el tratamiento de la enfermedad de Alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas, tal y como han publicado en la revista Nature Communications.

La molécula descubierta ha logrado en modelos de mosca con alzhéimer la interacción entre dos proteínas que regulan el número y la función de las conexiones neuronales o sinapsis, y, por lo tanto, ha sido capaz de regenerarlas. Estas conexiones entre las neuronas, que hacen que la información fluya en el cerebro, son precisamente las que se encuentran alteradas en los enfermos de alzhéimer y de otras patologías neurodegenerativas, como el párkinson o la enfermedad de Huntington.

La molécula descubierta hace que dos proteínas claves para las conexiones neuronales interactúen y regeneren las conexiones neuronales

Las dos proteínas, que interaccionan entre sí gracias a esa pequeña molécula descubierta, y claves para que las neuronas se conecten entre sí, son: la proteína NCS-1 (sensor neuronal de calcio) y la Ric8a (factor de intercambio de guanina). En las enfermedades neurodegenerativas, las conexiones que permiten que las neuronas trasmitan la información funcionan de manera anómala y disminuyen su número, hasta que llega un momento en el que se produce su muerte.

Un paso para desarrollar nuevos fármacos contra el alzhéimer

En el diseño de esa molécula los investigadores han empleado una novedosa metodología química: introducir a la proteína en una reacción química, para que se formen compuestos afines a la misma. Es cierto que la molécula se ha utilizado de momento solo en la mosca Drosophila, y no en humanos, pero según los investigadores podría servir para el desarrollo en el futuro de nuevos fármacos para el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas. También apuntan que este nuevo método químico que han empleado para crear esta pequeña molécula podría aplicarse también al descubrimiento de fármacos para otras patologías.

Esta investigación, al involucrar diferentes disciplinas, se ha llevado a cabo en distintos organismos. El Centro de Investigaciones Biológicas, de la Universidad Complutense de Madrid se encargó de analizar la reacciones químicas e interacciones entre las proteínas. En el Instituto de Química Física Rocasolano del CSIC estudiaron el reconocimiento de las proteínas con técnicas biofísicas y cristalografía. Por último, los ensayos con la mosca tuvo lugar en la Fundación Instituto Ramón y Cajal de investigación Sanitaria (IRyCIS).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD