PUBLICIDAD

Mente y emociones
Vaginismo
Diversas situaciones, la mayoría de índole psicológica, pueden generar en la mujer vaginismo, una respuesta de contracción vaginal involuntaria que hace imposible el coito. Entérate de cómo remediarlo.
Escrito por María Jiménez Albundio, Psicóloga y sexóloga clínica especialista en infertilidad

Qué es el vaginismo

El vaginismo es una disfunción sexual consistente en la contracción de la musculatura vaginal que dificulta o imposibilita el coito y que ocurre de manera totalmente involuntaria.

Este trastorno presenta diversos grados de severidad, pues mientras algunas mujeres comunican síntomas asociados con el dolor o el ardor vaginal durante el acto sexual (dispareunia), otras hacen referencia a una penetración altamente complicada o directamente irrealizable.

Su origen puede variar desde mujeres que no han logrado llevar a cabo jamás relaciones sexuales con penetración sin algún tipo de problema (vaginismo primario), hasta aquéllas que han disfrutado de coitos placenteros hasta la aparición de esta complicación, normalmente motivada por alguna causa orgánica (vaginismo secundario).

Este asunto puede no limitarse al ámbito sexual, pues puede dificultar los reconocimientos ginecológicos o incluso impedir la utilización de tampones durante la menstruación.

Resulta importante resaltar que este trastorno no está relacionado con ningún problema a nivel de excitación sexual, pues como sabemos las relaciones sexuales no se limitan a la penetración y estas mujeres pueden disfrutar de diversas prácticas y actividades sexuales, tanto individuales como en pareja, sumamente satisfactorias, no existiendo impedimento para poder alcanzar el clímax.

Cuando hablamos de vaginismo debemos tener presente tanto a la mujer como a su pareja, y observar de qué manera puede afectar a ambos, pues esta situación puede acarrear consecuencias en la relación. Los intentos de coito fallidos y el llegar a considerar incompletos sus encuentros sexuales pueden dar lugar a sentimientos de frustración, distanciando así a ambos, posponiendo su abordaje y agravando de esta manera el problema. La búsqueda de ayuda siempre será la mejor decisión, conseguirá disminuir esa tensión y acercará a la pareja en la búsqueda de un objetivo común… ¡no hay razón para aplazarla!

Por último, destacar que una elevada constricción muscular, con la consecuente imposibilidad de introducción del pene, resulta un impedimento a la hora de lograr un embarazo, razón por la cual muchas parejas se deciden a asistir a terapia. Veremos que el tratamiento es sencillo, además de eficaz, lo que es una buena motivación para llevarlo a cabo.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Noelia Mendive

Noelia Mendive, autora de ‘Transformación emocional: un viaje a través de la escritura’, explica en qué consiste la escritura terapéutica, y cómo desahogarnos sobre el papel mejora la creatividad y la gestión de las emociones.

Noelia Mendive

Psicóloga y autora de ‘Transformación emocional: un viaje a través de la escritura terapéutica‘
“La escritura terapéutica puede ayudarnos a encontrar una solución creativa y diferente a una situación compleja, porque cuando escribimos las ideas fluyen, la creatividad se manifiesta, y puede hablar nuestro inconsciente, que en la mayoría de ocasiones es quien tiene la respuesta”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de la población española sufre adicción al teléfono móvil
'Fuente: 'Universidad Complutense de Madrid’'