PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Evita el atragantamiento por uvas enteras en los niños

Las uvas enteras pueden provocar la obstrucción accidental de las vías respiratorias de los niños. La prevención, la información y el conocimiento de técnicas de primeros auxilios, son vitales para evitar un desenlace fatal.
Niña comiendo uvas enteras

Las uvas enteras pueden obstruir accidentalmente la vía aérea de los niños, causando la muerte por asfixia si no se actúa de forma rápida y correcta.

La muerte por asfixia es una de las principales causas de mortalidad durante la niñez, especialmente cuando se trata de niños de entre uno y cinco años, la población con más alto riesgo. Si bien hasta ahora la atención de los padres se dirigía mayoritariamente hacia la evitación de frutos secos hasta determinadas edades o del control de la no introducción de pequeños juguetes u objetos en la boca, la realidad es que un alimento tan aparentemente inofensivo como una uva puede ser también una causa de ahogamiento en niños. De hecho, es el tercer alimento que más asfixias causa, tras los dulces y los perritos calientes.

La prevención y la supervisión de los padres cuando sus hijos comen uvas es fundamental para evitar desenlaces no deseados

Conocemos este dato gracias a la información ofrecida por un reciente artículo difundido a través de la revista 'Archives of Disease in Childhood', la publicación oficial de la Royal College of Paediatrics and Child Health (Reino Unido), que muestra tres casos reales de niños que se presentaron en el servicio de Urgencias del Hospital de Niños Royal Aberdeen (Escocia) con obstrucción de las vías respiratorias debido al consumo de uvas. Dos de ellos, fallecieron.

Y es que, las uvas enteras, por sus características en cuanto a la forma y la textura, pueden obstruir accidentalmente la vía aérea de los niños causando la muerte por asfixia si no se actúa de forma rápida y correcta. Además, debemos tener en cuenta que los más pequeños no tienen todos los dientes para masticar adecuadamente, su reflejo de deglución está poco desarrollada, y se distraen con facilidad. Es por esto que Amy J. Lumsden y Jamie G. Cooper, los doctores que están detrás del artículo, instan a través de él a una mayor difusión de las técnicas de actuación en caso de ahogamiento y a la divulgación de medidas de prevención de nuevos episodios así como la provisión de información a los padres sobre los riesgos de asfixia por este tipo de alimentos.

Prevención y primeros auxilios en ahogamiento por uvas

La muerte por ahogamiento por uva puede ser prevenible. Basta con partir por la mitad, o en varios trozos, las uvas que le ofrezcamos al niño (especialmente con los menores de 5 años). Esto sin olvidar la importancia de la supervisión de los adultos a los niños mientras están comiendo.

En el caso de que se produzca el atragantamiento, los conocimientos en primeros auxilios son fundamentales para poder actuar. Saber realizar la maniobra de Heimlich, a través de la cual se abraza al accidentado y se presiona con una mano cerrada y la otra encima de la primera sobre el abdomen empujando hacia el estómago, puede marcar la diferencia entre salvar una vida o enfrentarse a un desenlace fatal.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Silvia Gutiérrez

Silvia Gutiérrez es diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Barcelona (CESNID), Dietista-Nutricionista Colegiada por CoDiNuCat experta en alimentación infantil, embarazo y lactancia, y en restauración colectiva.

Silvia Gutiérrez

Dietista-nutricionista experta en alimentación infantil y menús escolares
“El principal motivo por el que ha aumentado la obesidad infantil es la falta de información y formación en el seno de las familias, que no suelen saber distinguir qué es saludable y qué no lo es, unido a hábitos de vida cada vez más sedentarios”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

6
millones de personas en España sufren incontinencia urinaria
Fuente: 'Asociación Española de Urología’