PUBLICIDAD

Bebés y niños
Niños zurdos
Los padres, pero también los profesores, deben ayudar al niño zurdo a manejarse con el lado izquierdo de su cuerpo, y a ser lo más autónomo posible, porque vivimos en un mundo concebido para diestros.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Cómo ayudar al niño zurdo en la escuela

Cuando nuestro hijo comienza a ir al colegio, su condición de zurdo queda mucho más expuesta, aflora constantemente, y esto es una dura prueba a superar para el pequeño. “En las clases, los zurdos son una minoría y se sienten diferentes sólo con ver que los demás usan la derecha. No se les suele prestar ninguna atención especial”, confiesa el profesor titular de Psicobiología de la Universidad Autónoma de Madrid José Eugenio Ortega Ruano.

Es así; son muchas las carencias con las que se encuentra un niño zurdo en el ámbito escolar. En este sentido, el personal docente debe concienciarse y poner de su parte para que estos alumnos se integren lo mejor posible y puedan desarrollar su zurdera de un modo satisfactorio.

Por tanto, el profesor en su clase debería:

  • Sentarles en el sitio adecuado

    Sentarles en el sitio adecuado

    Lo primero es buscarle al niño un sitio donde esté cómodo (allí pasará muchas horas diarias), como cualquier otro alumno. Si los pupitres son dobles, el profesor tiene que sentar al zurdo en el lado izquierdo, para evitar que choque su codo con el otro compañero diestro. O, si los hubiera, se colocará a dos niños zurdos juntos. Si las sillas son de pala o paleta, habría que procurar una específica a los zurdos o, si no es posible, juntar dos, para que ellos utilicen la paleta de la de la izquierda.

    Además, se procurará ubicarles en las zonas donde tengan mejor visibilidad desde su lado izquierdo, para favorecer el aprendizaje al ver cómo escribe el profesor desde el mismo ángulo en el que ellos miran lo que escriben (de la mitad del aula hacia la derecha).

  • Sentarles en el sitio adecuado

    Equiparles con los objetos necesarios

    Al igual que en casa, en la escuela los pequeños necesitan sus propios objetos y herramientas. Afortunadamente, en el caso del material escolar existen numerosos objetos adaptados para zurdos: cuadernos con la espiral en la izquierda o en la parte superior, lápices, portaminas, pinturas o bolígrafos ergonómicos (de formas triangulares),tijeras con las hojas invertidas, reglas con la numeración de derecha a izquierda, o sacapuntas con cuchillas orientadas a la derecha. Precisamente el sacapuntas es uno de los instrumentos que más utiliza un niño zurdo, debido a que tiende a apretar mucho el lápiz contra el papel, rompiendo frecuentemente la mina.

    Pero a pesar de este empeño de la industria por dotar a los alumnos zurdos de todo el material necesario, desgraciadamente los colegios aún no apuestan por ello. “Es relativamente habitual que en el aula haya alguna tijera para zurdos, pero nada más”, señala el profesor Ortega. Y añade “si no tiene el utensilio adecuado, el niño hace la tarea mal y se cree que es torpe”.

  • Sentarles en el sitio adecuado

    Estar pendientes de la adecuación de las distintas actividades

    El docente ha de procurar integrar al niño en cada actividad, ya que muchas de ellas están pensadas para diestros. “Pensemos en un dibujo en simetría; la parte izquierda es la que siempre está hecha, y la que hay que completar es la derecha”, indica José Eugenio Ortega. Y “¿por qué no proponemos un juego en que los niños dibujen con la otra mano?”, añade el experto. Este profesor, que también es autor del libro Diez consejos para escribir con la mano izquierda, incluso propone que “el profesor intente escribir en la pizarra con la mano izquierda para que el niño lo pueda imitar”.

    Además, el docente tendrá que estar pendiente de otros detalles como que los alumnos zurdos coloquen bien las columnas de números a la hora de hacer sumas y restas, y de que no tengan problemas de lectura (ya que su cerebro tiende a leer de derecha a izquierda, y se pueden dar problemas como la dislexia, que también afecta a la escritura).

    Y no nos olvidemos de las nuevas tecnologías, cada vez más presentes en el aula. El profesor deberá procurar que el zurdo tenga su propia tableta u ordenador adaptados (por ejemplo, configurar el ratón para ser usado con la mano izquierda).

En definitiva, el objetivo es que no se sientan unos `bichos raros´ y puedan aprender tan fluidamente como los demás.

Actualizado: 3 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD