PUBLICIDAD

Ofuro, el ritual del baño japonés
Japón es uno de los países que más cuida sus tradiciones, como el ofuro, el baño que mejora la salud física y psicológica. Conoce los secretos de este ritual ancestral, y cómo te puede ayudar a combatir el estrés.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Ofuro, sento y onsen: claves sobre la cultura del baño japonesa

Onsen japonés

El ofuro puede ser usado como un método de unión familiar.

Desde la cultura occidental se suele ver con curiosidad todo aquello que proviene de lugares lejanos y que resulta diferente a nuestra manera de hacer las cosas, como es el caso del ofuro o baño tradicional japonés.

Lo primero que hay que entender es que la mentalidad es diferente en lo referente al baño. Para el mundo occidental el momento del aseo responde generalmente a una única necesidad de higiene –salvo cuando puntualmente se quiere tomar un baño para relajarse–. En cambio, en la cultura japonesa se distingue entre el momento previo de la ducha para asearse y el ofuro, que está destinado a relajarse, meditar, y olvidarse del ajetreo de la vida diaria.

En el caso de las familias con niños pequeños, los ofuros suelen realizarse juntos para fortalecer los vínculos familiares y establecer rutinas de higiene y descanso en los niños.

Existen tres tipos de lugares donde tradicionalmente los japoneses han podido mantener viva su cultura del baño:

  • Ofuro

    Ofuro (お風呂)

    A diferencia de la cultura occidental, la zona de baño con una ducha con un taburete y la bañera (ofuro) está en una habitación diferente al inodoro. Uno de los motivos principales para esto es que al buscar relajarse en el ofuro se requiere la paz que produce un espacio dedicado a tal efecto. Primero se hace un aseo previo en la ducha y luego se relajan en el ofuro.

  • Sento

    Sento  (銭湯)

    Es la alternativa que se utiliza en Japón en aquellas casas que no tienen espacio suficiente para un ofuro. Son baños públicos donde los asistentes se separan a la entrada según su sexo y acuden a sus zonas específicas, donde deben desnudarse y llevar sólo una toalla que no se puede meter en el agua (lo habitual es ponérsela encima de la cabeza). Dentro de cada área puede llegar a haber diferentes ofuros, no sólo con el agua a 40˚C, sino también con agua fría, templada, con diferentes sales de baño, aromas… El proceso para su uso es similar al que se da en los ofuros en casa.

    La ventaja para algunas personas es el efecto socializador que encuentran en los sentos, que acaban siendo también un lugar de reunión. Un aspecto que choca con la cultura occidental es que en muchos sentos no se permite su utilización en caso de tener tatuajes o llevar piercings.

  • Onsen

    Onsen (温泉)

    Son el equivalente occidental de los balnearios, y en Japón se calcula que hay alrededor de 2.000. En ellos se aprovechan las aguas termales naturales, que suelen ser ricas en sales minerales, por lo que dependiendo de su contenido, pueden reportar diferentes beneficios. Existen tanto de interior como al aire libre, estos últimos se conocen como ‘rotenburo’. En los onsen la temperatura mínima del agua ha de ser de 25˚C, aunque lo habitual es que esté a 40˚C, que es el punto de calor perfecto en los ofuro. El método de uso y las normas son similares a las de los sentos.

Actualizado: 30 de Agosto de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD