PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Masaje Lomi-Lomi
Aunque nació como parte de diferentes ritos de celebración, el masaje lomi-lomi hawaiano ha llegado a Occidente como una terapia altamente efectiva para conseguir una relajación total de cuerpo y mente.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Beneficios del masaje lomi-lomi para la salud

Beneficios del masaje lomi-lomi para la salud
Los beneficios del masaje lomi-lomi se pueden llegar a apreciar desde la primera sesión

Una de las razones por las que el lomi-lomi se está extendiendo tan rápidamente como uno de los masajes más interesantes es que cuenta con múltiples beneficios; mientras que, en principio, no existen contraindicaciones, ya que se puede adaptar a la situación de cada paciente. No obstante, en caso de padecer cualquier enfermedad o síntoma, es importante comentárselo al especialista para que sea él el que determine la conveniencia de recibir esta terapia o posponerla hasta que el estado de salud sea mejor.

Además, estos beneficios se pueden llegar a apreciar desde la primera sesión aunque, para la prevención y recuperación de lesiones, se requiere un trabajo más a largo plazo. Los beneficios más destacados del lomi-lomi son los siguientes:

Proporciona un efecto relajante sobre el sistema muscular y el nervioso que ayuda a combatir el estrés y otros trastornos nerviosos.

Al equilibrar el balance energético del organismo se reducen los síntomas de depresión. Esto es debido a que el masaje trabaja los aspectos físico, psicológico y espiritual del ser humano para que se encuentren en armonía. Así se consigue una sensación global de bienestar.

El paciente, al seguir las indicaciones del terapeuta, trabaja la respiración, su frecuencia y su intensidad, en busca de la mayor relajación posible. De esta manera, la capacidad respiratoria se potencia y mejora.

El constante trabajo realizado en la musculatura ayuda a tonificar el cuerpo, mejorando su flexibilidad y movilidad articular. Esto ayuda a evitar lesiones musculares como elongaciones, microrroturas, etcétera.

Gracias a la activación de diferentes puntos energéticos del cuerpo y a la liberación de toxinas que se encuentran en capas superficiales de la piel, se consigue mejorar el drenaje linfático y sanguíneo al aumentar la temperatura de la piel. Por tanto, mejora el sistema inmunológico.

El masaje lomi-lomi trata de rebajar la tensión corporal, por lo que, además de eliminar los agarrotamientos, consigue acabar con dolores, que podían llegar a ser crónicos en el paciente.

Actualmente existen terapeutas que utilizan este tipo de masaje para ayudar a solucionar problemas psicológicos anclados en sucesos del pasado, ya que aseguran que se consigue desbloquearlos. A partir de ahí, se empieza la terapia psicológica.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD