PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Chi Nei Tsang
El Chi Nei Tsang es un tipo de masaje que se basa en la filosofía taoísta, que defiende que el abdomen es el centro del organismo, y que liberar las tensiones ahí acumuladas ayuda a sentirse bien física y mentalmente.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Cómo es una sesión típica de masaje Chi Nei Tsang

Sesión típica de masaje Chi Nei Tsang
Uno mismo puede cuidar su salud realizándose un auto-masaje Chi Nei Tsang

Lo más habitual -y también lo más placentero- es acudir a un especialista para recibir un masaje Chi Nei Tsang. Sin embargo, este tipo de masaje también es posible realizarlo a uno mismo, como parte de una rutina diaria para cuidar nuestra salud integral.

Para ello, lógicamente, hay que recibir una formación adecuada por parte de un especialista que enseñará las maniobras necesarias para poder realizar un auto-masaje Chi Nei Tsang. Hay bastantes centros que dan este tipo de formación, y también clases privadas con el mismo fin, aunque estas últimas superan los 350 euros que, de media, pueden costar las clases en un grupo.

No obstante, acudir a un centro especializado hará que ese masaje Chi Nei Tsang sea mucho más especial y efectivo, puesto que permite una relajación más profunda al ponernos en manos de un profesional y sentir sus movimientos en nuestro abdomen.

Normalmente, la sesión empieza con unos maniobras suaves para ir preparando el abdomen de cara a la actividad posterior. Con estos toques, siempre con el ombligo como punto central, el terapeuta irá sintiendo dónde se encuentran los bloqueos y qué partes debe trabajar más. Así, el masajista deberá estar siempre concentrado en los movimientos que debe ir aplicando y cómo ha de mover sus manos, sus antebrazos, sus codos y hasta sus pies (aunque esto último es muy poco habitual), para romper esos bloqueos y liberar, de este modo, la energía. Se trata de un masaje suave, pero decidido, sobre toda el área abdominal y sobre los órganos internos.

Además, durante la sesión, el especialista en Chi Nei Tsang suele enseñar al paciente a respirar de una forma correcta, así como ofrecerle consejos nutricionales; todo ello con el objetivo de que el paciente siga cuidando su ‘centro corporal’ una vez que salga del establecimiento. A este respecto, el conocimiento sobre Chi Kung permitirá que el control de la respiración sea más efectivo.

Con una sola sesión de Chi Nei Tsang, que puede durar desde 20 minutos a 60, podemos ya observar mejoras a nivel físico o mental, pero lo ideal es incluir este tipo de terapia en una rutina que mantenga a raya las emociones y las tensiones en esta parte central del organismo. Se trataría, por lo tanto, de una terapia no sólo curativa, sino también preventiva.

Los precios de cada sesión de este masaje rondan los 30-60 euros dependiendo del centro, del especialista, y de la duración, aunque muchos centros ofrecen bonos de varias sesiones que hacen que el precio se reduzca.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD