PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Ho’oponopono
Los defensores del ho’oponopono afirman que permite borrar los pensamientos negativos y recuperar la paz interior. Conoce esta milenaria técnica hawaiana, que se postula como una posible solución a tus preocupaciones.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Ho’oponopono para principiantes: consejos para practicarlo

Chico feliz

Para practicar el ho’oponopono hay que dejar atrás el papel de víctima.

El ho’oponopono no es una terapia sencilla de entender ni de dominar, sobre todo porque estamos habituados a culpar instintivamente de lo que nos sucede a los demás y a las situaciones que se producen a nuestro alrededor, y nos cuesta asimilar el hecho de que formamos parte de un todo y tenemos responsabilidad sobre la realidad y sobre nuestra forma de afrontar esa realidad.

Por ello, si eres un principiante en el ho’oponopono, estos consejos te pueden ayudar a iniciarte en esta técnica de desarrollo personal:

  • Si se quiere aprender bien esta técnica no se debe tener prisa, y hay que estudiarla e interiorizarla correctamente. Es aconsejable realizar cursos con expertos que puedan orientar el proceso.
  • No resulta sencillo alcanzar el grado suficiente para lograr los resultados que los defensores de esta terapia afirman que se obtienen. Por ello, no hay que desanimarse si no se avanza tan rápido como se desearía.
  • En las sesiones de ho’oponopono se debe crear un ambiente cálido y tranquilo, donde se facilite la introspección.
  • En la primera sesión que se realice es aconsejable no sólo centrarse en aquello que supone un problema desde hace poco, sino que también es útil limpiarse de todas aquellas memorias, creencias, experiencias o apegos insanos que se hayan mantenido desde la infancia hasta el momento actual, para que los posibles traumas infantiles no ocasionen problemas en el futuro.
  • Quienes decidan utilizar esta técnica han de dejar de considerarse víctimas de todo lo que les rodea; deben asumir un locus de causalidad interno en el que son los responsables de todo, y no quienes sufren las consecuencias.
  • En caso de estar acudiendo a otros especialistas como psicólogos o médicos para tratar los problemas que se padecen, es muy positivo continuar con estas consultas. El ho’oponopono no excluye otras formas de buscar soluciones, y siempre es mejor mantener otras opciones abiertas. Además, en el caso de no conseguir una mejora mediante esta técnica, el hecho de haber abandonado otras terapias podría retrasar la recuperación del paciente.

Actualizado: 14 de Febrero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD