Dosis de refuerzo y dosis adicional, ¿quién puede recibirla?

La pérdida de eficacia de las vacunas COVID-19 por el tiempo y la llegada de nuevas variantes ha acelerado la administración de dosis de refuerzo. Conoce la diferencia con la dosis adicional y para quién y cuándo se aconsejan ambas.
Dosis adicional y refuerzo

Actualizado: 24 de enero de 2022

Los esfuerzos para vacunar a la población contra el COVID-19 están dando sus frutos en España, con más del 90% de la población mayor de 12 años con la pauta de vacunación completa, ahora la tarea está centrada en vacunar a los niños entre 5 y 11 años y administrar dosis adicionales y dosis de refuerzo al resto de los vacunados. Pero ¿sabes cuál es la diferencia entre estos términos y a quién le corresponde actualmente una dosis extra? Nosotros te lo aclaramos.

Lo primero que hay que recordar es que las vacunas contra el COVID-19 que están aprobadas en España son cuatro: Comirnaty (Pfizer-BioNTech) y Spikevax (Moderna) como vacunas de tipo ARN mensajero y con una pauta completa compuesta con dos dosis, Vaxzevria (AstraZeneca), que también requiere dos dosis, y Janssen, que solo requiere una dosis para generar una respuesta inmunitaria contra el SARS-CoV-2.

PUBLICIDAD

La vacunación contra el COVID-19 empezó hace poco más de un año en España, pero varios estudios científicos han demostrado que la protección que proporcionan se va reduciendo con el tiempo. Esto, sumado a la aparición de nuevas variantes, como ómicron, ha hecho que los expertos recomienden una dosis de refuerzo a la población.

Dosis de refuerzo y dosis adicional

Y es que, algunos estudios ya han encontrado que la variante ómicron puede evadir la respuesta inmune ofrecida por la vacuna y reducir sus efectos, lo que se conoce como escape inmunológico. Por ejemplo, un estudio realizado en Sudáfrica determinó que esta nueva variante podría rebajar al 70% la efectividad de la vacuna Pfizer

PUBLICIDAD

Diferencias entre dosis adicional y dosis de refuerzo

Existe una confusión habitual cuando hablamos de esta dosis extra, por lo que es importante aclarar que no es lo mismo una dosis adicional que un booster o dosis de refuerzo. De forma simplificada, se distingue entre dosis adicional, aquella dirigida a personas con sistemas inmunitarios debilitados, y dosis de refuerzo o recuerdo, que es la que se pondría a personas con sistemas inmunitarios normales.

Qué es una dosis adicional y para quién está indicada

Concretamente, y según nos cuenta el Dr. Fernando Moraga-Llop, pediatra y vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología, se llama dosis adicional a “una dosis que se administra a personas que tienen un trastorno inmunitario grave y que no han quedado bien inmunizadas porque no han respondido bien a lo que se llama primovacunación o serie primaria. Las dosis adicionales también se integran en la pauta completa, que en los casos de Pfizer y Moderna pasarían a tener tres dosis” para estos individuos.

Dosis adicional y dosis de refuerzo

Tal y como justifica el Gobierno de España en su Estrategia de vacunación COVID-19, “la administración de una dosis adicional en estas personas puede mejorar de manera importante su respuesta inmune”. Desde la Agencia Europea del Medicamento (EMA) son más concretos y aclaran en sus recomendaciones sobre Comirnaty y Spikevax que “aunque no hay evidencia científica de que la capacidad de producir estos anticuerpos proteja más eficazmente frente a la COVID-19, se espera que la tercera dosis aumente su protección, al menos, en algunos casos”.

PUBLICIDAD

Por todo ello, el comité de medicamentos humanos de la EMA (CHMP) concluyó que se puede administrar una dosis adicional de las vacunas COVID-19 Comirnaty (BioNTech/Pfizer) y Spikevax (Moderna) a personas con sistemas inmunitarios gravemente debilitados, al menos 28 días después de su segunda dosis.

Qué es una dosis de recuerdo o de refuerzo

Por otro lado se encuentran las dosis de refuerzo contra el COVID-19, que el Dr. Raul Ortiz de Lejarazu Leonardo, virólogo y profesor de microbiología, explica que son “aquellas que se administran pasado un tiempo de la primovacunación (independientemente de las dosis necesarias en la primovacunación) a los 8 meses, 1 año, 3 años, etcétera, para aumentar la inmunidad que puede haber caído durante ese periodo de tiempo”.

Las vacunas contra el COVID-19 podrían reducir su eficacia con el tiempo, por ello se están administrando vacunas de refuerzo a algunos grupos de personas

En España, son las que se administran a adultos que cuentan con un sistema inmunitario normal y ya tienen su pauta completa de vacunas desde hace al menos cinco meses. “Si haces la dosis de refuerzo con Moderna se pone la mitad de la dosis, porque se ha visto que con la mitad era suficiente. Y si es con Pfizer, se hace con la misma dosis. Estas vacunas son intercambiables y la autoridad sanitaria ha dicho que si te has vacunado con Pfizer te puedes poner la de recuerdo con Moderna, e incluso parece que esta combinación es algo más inmunógena, es decir que cusa más respuesta inmunitaria”, aclara el Dr. Moraga-Llop.

PUBLICIDAD

¿Y qué son las terceras dosis?

Tercera dosis es una denominación muy utilizada debido a que la mayoría de la población ha recibido vacunas ARNm –Pfizer o Moderna– cuya pauta vacunal se componía de dos dosis. Sin embargo el Dr. Ortiz de Lejarazu expone que “tercera dosis es un nombre que adoptaron los medios de comunicación y que se presta a equívocos, ya advertí en su día en mi cuenta de Twitter que iba a originar confusión”.

Qué son las terceras dosis

De la misma opinión es el vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología, que nos cuenta que “este término habría que abolirlo, porque, por ejemplo, en el caso de Janssen –que es una vacuna de una sola dosis–, sería la segunda y no la tercera. Esta designación puede dar lugar a error, es mejor hablar de dosis adicional o de dosis de refuerzo”.

PUBLICIDAD

¿Que personas pueden recibir la dosis adicional de la vacuna contra el COVID-19?

Según lo aprobado por la Comisión de Salud Pública el 16 de septiembre de 2021, se recomienda la administración de una dosis adicional a personas mayores de 12 años con las siguientes condiciones:

  • Receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH) o CAR-T, que hayan sido vacunados en los dos años tras el trasplante o tratamiento, que se encuentren actualmente en tratamiento inmunosupresor o que tengan enfermedad injerto contra huésped (EICH) independientemente del tiempo desde TPH.
  • Personas receptoras de trasplante de órgano sólido.
  • Pacientes en tratamiento sustitutivo renal, como hemodiálisis o diálisis peritoneal.
  • En tratamiento de quimioterapia o radioterapia en los seis meses previos por cualquier indicación.
  • En casos de inmunodeficiencias primarias.
  • Pacientes infectados por VIH con 200 cel/ml (analítica de los últimos 6 meses).
  • Personas con fibrosis quística.
  • Individuos con síndrome de Down con 40 o más años de edad, es decir nacidos en 1981 o antes.
  • Para aquellos que están en tratamiento inmunosupresor.

PUBLICIDAD

La vacuna adicional elegida para ser administrada a estas personas debe ser preferiblemente del mismo tipo que la recibida anteriormente, es decir, alguna de las tipo ARNm como Pfizer o Moderna, y se debe inocular con una separación de al menos 28 días tras la segunda dosis.

¿Quiénes pueden recibir la dosis de refuerzo contra el COVID-19?

La dosis de refuerzo ha demostrado en diversos estudios que podría elevar hasta un 95% la protección frente al COVID-19, e incluso Pfizer ha declarado que podría aumentar los anticuerpos contra las variantes. Por su parte la Comisión Europea ya recomendó a finales de noviembre de 2021 esta dosis extra contra el coronavirus basándose en las recomendaciones de la EMA, tras la evaluación del CHMP de los datos de Comirnaty que mostraban un aumento en los niveles de anticuerpos cuando se administra una dosis de refuerzo aproximadamente seis meses después de la segunda dosis en personas de 18 a 55 años.

Dosis de refuerzo contra el COVID-19

Con la expansión vertiginosa de ómicron, se ha ido instalando en Europa la sensación de necesidad de esta dosis extra. Pfizer anunciaba en diciembre de 2021 que una dosis de refuerzo con su vacuna aumentaba los anticuerpos ante la variante ómicron, mientras que Moderna hacía lo propio a finales de mes.

Sin embargo, algunos expertos, encabezados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) creen que es mejor conseguir que el 70% de la población de cada país esté vacunado con la pauta completa a nivel mundial antes de administrar dosis de refuerzo a los ciudadanos de países con mayores tasas de vacunación, ya que solo así se podría ayudar a reducir el riesgo de aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2.

Aun así, en España, ya se está administrando estas dosis de recuerdo a varios grupos de población, entre los que se encuentran según la 10ª actualización de la estrategia de vacunación del Ministerio:

  • Personas internas en residencias de mayores: que podrá ponerse junto con la de la gripe o incluso antes. Esta vacuna extra será de tipo ARNm, preferentemente la misma vacuna que la administrada con anterioridad, y se inyectará al menos con cinco meses de separación con la segunda dosis de la pauta completa anterior.
  • Vacunados con Janssen: las personas que fueron vacunadas con la monodosis de Johnson&Johnson recibirán una segunda inyección de refuerzo al menos tres meses después de la anterior.
  • Personal sanitario y sociosanitario: pues son aquellos que están más expuestos a la enfermedad en su día a día y tienen contacto con personas enfermas de todo tipo.
  • Mayores de 40 años: aunque la idea es que todas las personas mayores de 18 años tengan la dosis de refuerzo, de momento esta vacuna extra solo se ha autorizado por parte del Ministerio para los mayores de 40 años. Para la nueva inyección deberá haber pasado al menos cinco meses desde que recibieran la última dosis.
  • Adultos de 18 a 39 años: el 13 de enero, Carolina Darias, Ministra de Sanidad, dio a conocer que la Comisión de Salud Pública había aprobado la recomendación de la dosis de recuerdo también a las personas comprendidas entre 18 y 39 años, y que se irían administrando como hasta ahora, en grupos de edades de 10 en 10 y de mayor a menor.
  • Personas vacunadas con AstraZeneca: los menores de 60 años que recibieron la pauta completa de dos dosis de la vacuna Vaxzevria (AstraZeneca) también podrán pedir la vacuna de refuerzo contra el COVID-19, que deberá ser administradas al menos tres meses después de la última dosis.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para recibir la dosis de recuerdo?

Si tienes menos de 65 años y eres de los que tiene la pauta vacunal completa y está a la espera de una dosis de refuerzo, debes saber que el Ministerio de Sanidad de España ha establecido que se administrará esta dosis a partir de los cinco meses tras la última inyección recibida si fue con una vacuna de ARNm (Pfizer o Moderna) o a partir de los tres meses si recibiste la vacuna de AstraZeneca o la de Janssen.

¿Cuánto espero para la dosis de refuerzo si me he contagiado recientemente?

Sin embargo, si te has contagiado de manera reciente y estás en el grupo de edad abierto para la vacunación de recuerdo, tendrás que esperar cuatro semanas tras el diagnóstico de la infección con el SARS-CoV-2 para poder ponerte la inyección de refuerzo. Así lo indican desde el Ministerio de Sanidad y siempre y cuando se esté completamente recuperado y se haya terminado el período de aislamiento estipulado.

Contagio COVID-19, dosis de refuerzo

Con respecto a esto, son muchos los expertos que opinan que podría ese periodo de cuatro semanas es arbitrario y podría ser demasiado corto. Por ejemplo, el Dr. Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV) explica que “a las cuatro semanas de haber tenido la infección con el SARS-CoV-2 –si se es una persona normal desde el punto de vista inmunológico–, se habrá generado una reacción de anticuerpos muy buena al ser reciente. Mi opinión es que en estos casos se podría esperar perfectamente a un intervalo de tres a seis meses. No obstante, todavía no hay ningún dato de evidencia científica que diga que debe ser a los cuatro y no a los dos, pero por lógica imnunológica  durante los tres primeros meses al menos tienes que estar bien protegido”.

¿Qué pasa si solo tengo una dosis porque ya pasé el COVID-19?

Las personas que se infectaron con el COVID-19 antes de recibir la vacuna solo han recibido una dosis, pues se consideraba que ya estaban suficientemente protegidos. Esto ha suscitado ciertos problemas a la hora, sobre todo, de viajar, pues el Pasaporte COVID solo se acepta en muchos países con las dos dosis o con la monodosis de Janssen.

“A quienes necesiten un certificado de vacunación con al menos dos dosis, por ejemplo, por viajes internacionales o estudios, se podrá administrar una segunda. Esta segunda dosis se considerará dosis de recuerdo”, reza en el documento explicativo del Ministerio de Sanidad.

No vacunados que han pasado el COVID-19. ¿Cuántas dosis les corresponden?

En este caso, el documento actualizado de la Estrategia de Vacunación del Ministerio de Sanidad indica que la pauta completa consistirá en una sola dosis cuatro semanas tras la infección, con la excepción de dos en caso de que el individuo sea mayor de 65 años.

¿Cómo es la vacunación en los niños entre 5 y 12 años?

En la 10º actualización de la Estrategia de Vacunación se indica que los niños entre 5 y 12 años recibirán la segunda dosis de la pauta vacunal ocho semanas después de la primera. Si el menor ha pasado la infección, solo recibirá una dosis cuatro semanas después del diagnóstico o del inicio de los síntomas.

Vacunación en los niños entre 5 y 12 años

Si el niño ya tenía la primera dosis cuando se ha infectado, la pauta será completada igualmente cuatro semanas después de pasar la enfermedad, siempre manteniendo al menos ocho semanas de separación con la primera inyección.

Por ahora no se ha aprobado en España, a diferencia de otros países como EE.UU., la vacuna de refuerzo en estos menores. Sin embargo, en aquellos con necesidades especiales, por ejemplo, por enfermedades de riesgo frente al COVID-19 o con inmunodepresión, sí recibirán una dosis adicional ocho semanas después de la segunda, independientemente de si han pasado o no la enfermedad.

Creado: 12 de enero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD