PUBLICIDAD

Bolas chinas, placer y salud
Las bolas chinas son un dispositivo de gimnasia pasiva que se introduce en la vagina para aumentar el tono muscular del suelo pélvico y evitar su deterioro, y también pueden emplearse como juguete sexual. Descubre sus beneficios.

Cómo se usan las bolas chinas, indicaciones y contraindicaciones

Actualizado: 28 de octubre de 2019

En primer lugar, se recomienda seleccionar las bolas chinas que mejor se adapten a cada caso. Si te inicias en su uso, o tienes cierto grado de hipotonía en el suelo pélvico, es más recomendable usar una sola bola en vez de dos, y que ésta sea de mayor diámetro y menor peso para evitar que se deslice hacia abajo. Las dos bolas tienen la ventaja de abarcar una zona más amplia en la pared vaginal. No obstante, como dice el dicho, lo mejor puede ser enemigo de lo bueno. Así que, si tienes dudas, asesórate con un profesional.

Puedes probar a introducirlas con la ayuda de lubricante, lo que hará que se deslicen al interior de tu vagina con mayor facilidad, pero si las bolas se deslizan hacia abajo tendiendo a salir mientras te mueves, es preferible que utilices agua en vez de lubricante. Si tu suelo pélvico está debilitado, el uso de lubricante potenciará que las bolas salgan de la vagina, algo que no interesa, pues estamos tonificando el suelo pélvico, y no trabajando la apertura de la zona externa de la vagina.

Es de suma importancia tener en cuenta que las bolas chinas se usan en movimiento, cuando caminas, por ejemplo, pero no cuando estás sentada. Si estás sentada o tumbada, no servirán de nada. Como se trata de un dispositivo de gimnasia pasiva, no es necesario realizar contracciones vaginales voluntarias, ya que será el movimiento de la bola interna golpeando las paredes de la bola externa lo que provocará las vibraciones que actuarán sobre la pared vaginal generando ligeras contracciones.

Antes de salir a la calle a dar una vuelta, prueba las bolas en casa, ya que puede ser desagradable encontrarte con que tu suelo pélvico no tiene la fuerza suficiente para contenerlas en tu vagina durante el paseo; lo que sería una experiencia incómoda que no estaría cumpliendo su misión.

Si tu vagina no aguanta las bolas, puedes empezar realizando los ejercicios de Kegel para fortalecer la musculatura pubococcígea, y probar con una bola de mayor tamaño y menor peso. Cuando las bolas chinas se deslizan hacia abajo es importante recolocarlas ya que, recuerda, se trata de aumentar el tono muscular, pero no la apertura vaginal.

Rutinas de entrenamiento con bolas chinas

Te explicamos una serie de rutinas que puedes seguir cuando empieces a utilizar las bolas chinas, pero ten en cuenta que estas rutinas son orientativas, no sustituyen el consejo médico o fisioterapéutico, y están indicadas para mujeres con un suelo pélvico sano y sin hipotonía.

La pauta a seguir con el fin de aumentar el tono muscular puede ser la siguiente:

  • Las primeras dos semanas puedes utilizar las bolas (o la bola) entre 10 y 15 minutos, unas dos o tres veces por semana.
    Es el momento de probar si las bolas aguantan o se deslizan hacia abajo. Si se deslizan hacia abajo, puede ser que estés utilizando unas bolas poco adecuadas a tu caso y convendrá pasar a una bola de mayor tamaño y menor peso. También es un síntoma indicativo de que puedes estar sufriendo una hipotonía de la musculatura del suelo pélvico y puede ser oportuno iniciar un tratamiento terapéutico.
  • Si llevas las bolas sin dificultad, pues no has de hacer fuerza para ello, tras las dos primeras semanas puedes ir aumentando 10 minutos por semana. Para saber dónde está el límite de tiempo consulta las indicaciones del fabricante, ya que algunos pautan un máximo de una hora, mientras que otros pautan un máximo de dos horas y media. Esto es debido a que las bolas chinas disponibles en el mercado no son homogéneas, sino que hay diferentes variantes en tamaño y en peso.

Principales indicaciones de uso de bolas chinas

Las bolas chinas están especialmente indicadas como prevención de problemas indeseados para las mujeres en algunas de estas situaciones:

Contraindicaciones del uso de las bolas chinas

Aunque por lo general las bolas chinas son beneficiosas para el suelo pélvico, en determinadas situaciones está contraindicado su uso. Algunas de estas contraindicaciones son:

  • Durante el embarazo o la cuarentena, tras el parto.
  • Cuando haya hipertonía del suelo pélvico. En tal caso, notarás dolor al llevar las bolas un rato. Quítatelas y consulta a un especialista.
  • Durante la penetración.
  • En la menstruación cuando se usan tampones.
  • Tras una cirugía genitourinaria, hasta que tu médico lo considere adecuado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD