PUBLICIDAD

Cómo afrontar una mudanza sin estrés
Una mudanza es un cambio drástico a nivel emocional para una persona que deja atrás mucho más que un hogar: deja recuerdos, felicidad y una parte de sí misma. Te damos las claves para afrontarlo sin estrés.
Escrito por Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y experta en coaching

Cómo organizar una mudanza sin estrés

Cómo organizar una mudanza sin estrés

Una buena planificación es clave para evitar el estrés que conlleva una mudanza

Para evitar situaciones de estrés a la hora de organizar una mudanza, es imprescindible una planificación adecuada para tener un buen control de la situación de principio a fin:

  1. En primer lugar, decide el modo en el que vas a trasladar los muebles. Existe la posibilidad de buscar servicios profesionales para organizar la mudanza delegando en profesionales de confianza. En ese caso, consulta información con diferentes empresas de mudanza y solicita presupuesto. Deja todo acordado con un mes de antelación para evitar sorpresas de última hora.
  2. En caso de que un familiar o un amigo disponga de una furgoneta amplia, podrías pedirle ayuda. En ese caso, concreta de antemano el día del traslado, y realiza un cronograma realista para hacer la mudanza.
  3. Elabora un listado de pasos necesarios para realizar tu mudanza, y ve tachando conforme los vayas cumpliendo.
  4. Comienza la mudanza con semanas de antelación para evitar la presión de la prisa y organiza la mudanza por habitaciones
  5. Coloca todas las cosas que necesites trasladar en cajas, pero deja para el último momento los productos de uso diario.
  6. Piensa que una mudanza es el momento ideal para hacer limpieza y donar a una entidad benéfica todo aquello que ya no utilizas y puede aprovecharse. También habrá cosas que podrás tirar a la basura.
  7. Desde el punto de vista legal, consulta si en tu ciudad tienes que pedir algún tipo de permiso para hacer la mudanza, y en caso afirmativo realiza los trámites pertinentes.
  8. Coloca en el exterior de cada caja, en lugar visible, una etiqueta con su contenido y con la habitación de la casa a la que corresponda para facilitar la tarea posterior de desembalar y colocar.
  9. Utiliza papel de periódico y plástico de burbujas para proteger los productos delicados en el interior de las cajas. 
  10. Los objetos de máximo valor, como por ejemplo joyas o documentación, tienen que estar siempre en un lugar accesible y controlado por ti en todo momento.

Actualizado: 15 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD