PUBLICIDAD

Mente y emociones
Cómo afrontar con psicología la crisis económica
El paro y las crisis económicas son un importante estresor que pueden dejar también en “número rojos” nuestro bienestar emocional. Te damos consejos para afrontarlo mentalmente con positivismo.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Consejos para afrontar mentalmente la crisis económica

Consejos para afrontar mentalmente la crisis económica

La crisis económica también depende de los ojos con los que se mire. Por eso, aprender a mirar bien las cosas e intentar aprovechar la adversidad para crecer será fundamental si queremos tener un afrontamiento saludable. Para ello, sigue las siguientes pautas:

No caigas en la trampa de trabajar cada vez más

Pensando en no perder tu trabajo: lo cierto es que por más que hagas, nadie es indispensable. Si no hay dinero, te van a echar igualmente. Esto no quiere decir que te relajes, pues de ser así, es mejor no ser el primero en abandonar el barco. Pero en algunos casos, este hecho puede ser inevitable, por lo que reducir tu vida al trabajo es mucho arriesgar si lo pierdes.

Es el momento de reinventarse

Si has perdido tu trabajo tal vez ahora quieras dedicarte a otra cosa o por el contrario, has descubierto lo que te falta por saber de tu área. En cualquier caso, no te vengas abajo, aprovecha para crecer personal y profesionalmente formándote en otras áreas o especializándote aún más.

No te recrees pensando en lo mal que van las cosas

No se trata de que te conformes, pero tampoco es bueno que te recrees en tu malestar. Busca opciones que hagan posible que las cosas vayan mejor.

Contactos y recursos sociales

No dudes en echar mano de tus recursos sociales: tener una buena red de apoyo social es fundamental para descargar el estrés. Por eso, recurre a tus contactos si necesitas que te ayuden a nivel laboral o personal.

Dedica tiempo para tí y para los tuyos

La crisis no puede acabar con tu calidad de vida. Intenta salir, disfrutar, etcétera. Es importante que tengas siempre una dosis de refuerzo en tu vida cotidiana.

Planifica tu ahorro

Si económicamente las cosas van mal, haz un plan de ahorro. Intenta no crearte necesidades absurdas. Ya sabes que no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita.

Mantén el optimismo

Se persistente y no cejes en tu pequeño de buscar nuevas vías, ten capacidad para reírte de ciertas cosas, ya que el humor es un arma de defensa muy bueno para liberar tensiones.

Actualizado: 28 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD