PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

El estrés laboral perjudica a las arterias coronarias

Sufrir estrés en el trabajo incrementa las posibilidades de desarrollar una enfermedad de las arterias coronarias. Sin embargo, un estudio revela que es posible reducir ese riesgo adoptando un estilo de vida saludable.
Estrés laboral

El exceso de trabajo puede causarnos estrés... y problemas coronarios

16 de Mayo de 2013

Sufrir estrés en el trabajo incrementa el riesgo de desarrollar una enfermedad de las arterias coronarias, especialmente si se acompaña de hábitos de vida poco saludables, según una investigación que ha analizado datos de siete estudios de cohortes, que forman parte de un proyecto europeo en el que participaron más de cien mil personas sanas durante un periodo de 15 años (entre 1985 y 2000).

Los autores de la investigación pretendían determinar si el hecho de adoptar un estilo de vida saludable contribuiría a reducir este riesgo de patología arterial coronaria en aquellas personas sometidas a estrés laboral.

La incidencia de enfermedad arterial coronaria fue de 31,2 por 1.000 entre las personas con estrés laboral y un estilo de vida poco saludable, frente al 14,7 por 1.000 entre aquellos que, pese a sufrir tensión en el trabajo, llevaban un estilo de vida saludable

Los voluntarios –hombres y mujeres– procedían de Bélgica, Finlandia, Francia, Reino Unido y Suecia, y tenían edades comprendidas entre los 17 y los 70 años. Los científicos los dividieron en tres categorías de estilo de vida, atendiendo a factores como el consumo de tabaco o alcohol, la práctica de actividad física o sedentarismo, y la obesidad. De esta forma, consideraron que un estilo de vida saludable carecía de estos factores de riesgo, uno moderadamente saludable incluía un factor de riesgo, y el poco saludable presentaba entre dos y cuatro factores de riesgo.

Los autores del trabajo observaron que la incidencia de enfermedad arterial coronaria a los diez años de seguimiento fue de 31,2 por 1.000 entre las personas con estrés laboral y un estilo de vida poco saludable, frente al 14,7 por 1.000 en los participantes del estudio que, pese a sufrir tensión en el trabajo, llevaban un estilo de vida saludable.

Las conclusiones de esta investigación –que se ha publicado en Canadian Medical Association Journal– corroboran que los cambios positivos en el estilo de vida, como dejar de fumar o evitar el sobrepeso, pueden disminuir las posibilidades de desarrollar enfermedades, incluso aunque el paciente sufra estrés en el desempeño de su actividad profesional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD