PUBLICIDAD

El estrés del varón puede afectar al desarrollo cerebral de sus hijos

Los hombres sometidos a situaciones de estrés de forma crónica experimentan alteraciones en su esperma que podrían interferir en el desarrollo cerebral de sus futuros hijos, aumentando su riesgo de depresión.
Escrito por: Natalia Castejón

23/02/2018

Hombre estresado

El estrés puede modificar la composición genética del esperma.

El estrés en los hombres es un estado de cansancio mental que podría repercutir en la salud de su descendencia, según un estudio presentado en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, que afirma que los varones que pasan por situaciones que les generan esta respuesta fisiológica sufren una alteración en su esperma que podría interferir de manera negativa en el desarrollo cerebral de sus hijos.

Los autores del estudio, pertenecientes a la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, hicieron sus pruebas en ratones, y determinaron que someter a los machos adultos a periodos de estrés leve de manera crónica provoca que sus futuras crías presenten una respuesta reducida al estrés, relacionada con problemas como depresión, trastorno de estrés postraumático, u otras afecciones neuropsiquiátricas.

Los hijos de hombres que han tenido estrés antes de la concepción tienen más riesgo de sufrir depresión y otros problemas neuropsiquiátricos

En los ensayos hechos con roedores, se les cambió reiteradamente de jaulas, o fueron expuestos a la orina de alguna de sus especies depredadoras, como el zorro, y el estrés que experimentaron provocó un cambio en el esperma de los machos. En concreto, se observaron variaciones en el material genético de sus espermatozoides, llamado microARN.

Cambios en la estructura que almacena y madura el esperma

Estos cambios se producen en la estructura donde se almacena y madura el esperma después de formarse, llamado epidídimo. En él se fusionan las células germinales con vesículas de pequeño tamaño que contienen microRNA, que se fusionan con los espermatozoides y se encargan de entregar la información al óvulo. Pero si han sido modificados como consecuencia del estrés, este cambio influirá en el desarrollo cerebral de los descendientes, explican los autores.

Tracy Bale, una de las investigadoras, ha subrayado que el correcto desarrollo cerebral de los vástagos no solo recae sobre las mujeres durante el embarazo, sino que también se debe tener en cuenta el estado de salud de los hombres, incluso antes de la concepción, pues es algo determinante. También afirma que este descubrimiento es un paso importante para poder prevenir y tratar algunas patologías provocadas por estos mecanismos hereditarios subyacentes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD