Los trastornos mentales en la infancia interfieren en la salud adulta

Las personas con problemas de salud mental durante la infancia y la adolescencia pueden tener más riesgo de sufrir enfermedades físicas asociadas al envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas en la edad adulta.
Escrito por: Natalia Castejón

19/02/2021

Trastornos mentales en la infancia

Disfrutar de una buena salud durante la edad adulta puede estar vinculado con la salud mental durante la niñez y la adolescencia, ya que dos nuevos estudios realizados por miembros de la Universidad de Duke (Nueva Zelanda) han revelado que padecer trastornos mentales en la infancia podría influir en la salud física al llegar a la adultez, facilitando el desarrollo de más enfermedades relacionadas con la edad y neurodegenerativas, además de un envejecimiento acelerado.

“Las mismas personas que experimentan condiciones psiquiátricas cuando son jóvenes pasan a experimentar un exceso de enfermedades físicas relacionadas con la edad y enfermedades neurodegenerativas cuando son adultos mayores” explica Terrie Moffitt, principal autora de ambos estudios, que se han publicado en las revistas JAMA Psychiatry y JAMA Network.

Los participantes de mediana edad con antecedentes de psicopatología juvenil envejecían más rápido y mostraban decadencias en las funciones motoras, sensoriales y cognitivas

En la primera de las investigaciones se tuvo en cuenta la salud de 1.000 neozelandeses nacidos entre 1972 y 1973 y hasta que cumplieron los 45 años. Los resultados mostraron que aquellos participantes de mediana edad que tenían antecedentes de psicopatología juvenil envejecían más rápido, mostraban decadencias en las funciones motoras, sensoriales y cognitivas y se sentían mayores que sus compañeros sin problemas mentales en la infancia.

Los problemas de salud mental infantil que se observaron en este estudio fueron depresión, ansiedad, abuso de sustancias y esquizofrenia. Con este trabajo, los investigadores pretenden que se mejore la salud mental en los niños y adolescentes para poder así evitar problemas futuros en su salud física y un envejecimiento acelerado.

Trastornos mentales en la infancia y más riesgo de morir

En el segundo estudio, se analizaron 30 años de historiales clínicos de 2,3 millones de neozelandeses de entre 10 y 60 años. Los hallazgos en este caso corroboraron los del trabajo anterior, pues se observó que había una fuerte relación entre los primeros diagnósticos de salud psicológica y enfermedades físicas y neurológicas posteriores.

Los trastornos mentales se pueden predecir a partir de factores de riesgo en la infancia, como pueden ser la pobreza, el bajo coeficiente intelectual, el maltrato…

También encontraron que las personas con problemas mentales tuvieron más ingresos hospitalarios por problemas físicos, pasaron más tiempo en consultas médicas, suponían un mayor coste en atención sanitaria y su riesgo de morir era más elevado, en comparación con los que no presentaban estos trastornos psicológicos.

“Invertir más recursos en el tratamiento de los problemas de salud mental de los jóvenes es una ventana de oportunidad para prevenir futuras enfermedades físicas en los adultos mayores”, indica Terrie Moffitt. Por tanto, los investigadores exponen que los trastornos mentales se pueden predecir a partir de factores de riesgo en la infancia, como pueden ser la pobreza, el bajo cociente intelectual, el maltrato, el autocontrol deficiente y los problemas de salud mental familiar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD