El estrés en el embarazo causa envejecimiento prematuro en los hijos

Sufrir estrés durante el embarazo podría acelerar el envejecimiento biológico de los hijos a consecuencia de una alteración de pequeños fragmentos de ADN en el feto, y también aumentaría el riesgo de parto prematuro.
Escrito por: Natalia Castejón

02/12/2020

Estrés embarazada, riesgos para los hijos

La respuesta a por qué algunas personas envejecen antes que otras podría estar en el embarazo de sus madres, pues un estudio realizado por la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.) ha encontrado que sufrir estrés durante la gestación podría alterar el ADN de los bebés, causando un envejecimiento biológico acelerado, además de aumentar el riesgo de tener un parto prematuro.

Estos han sido los resultados de dos estudios publicados en las revistas Psychoneuroendocrinology y Annals of Behavioral Medicine. El primero de ellos encontró que el estrés materno antes del embarazo y durante el primer y tercer trimestre de la gestación afectó a la longitud de los telómeros de los bebés –pequeños fragmentos de ADN que actúan como tapas protectoras, similares a los herretes de los cordones–, un aspecto que ya se había observado en estudios previos. Y el segundo mostró que la gestación se acortaba cuando la embarazada sufría estrés, algo que también había demostrado una investigación anterior.

“Sabemos que el estrés puede activar la inflamación y la actividad metabólica, las cuales, en grandes cantidades, pueden contribuir a dañar el ADN”

Esta reducción de la longitud de los telómeros se ha relacionado con más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o cáncer y más probabilidad de muerte prematura. Además, Judith Carroll, una de las autoras del estudio, ha declarado que: “sabemos que el estrés puede activar la inflamación y la actividad metabólica, las cuales, en grandes cantidades, pueden contribuir a dañar el ADN. Los telómeros son vulnerables al daño y, si no se reparan antes de la división celular, pueden acortarse por este daño. Durante el desarrollo en el útero, sabemos que hay una rápida replicación celular y sospechamos que hay una mayor vulnerabilidad al daño durante este tiempo ".

Más riesgo de parto prematuro en embarazadas con estrés

En el segundo estudio, realizado por el mismo equipo de investigadores, se descubrió que las embarazadas que tenían un alto nivel de estrés en el embarazo, o incluso años antes de la concepción, tenían gestaciones más cortas y, por tanto, partos prematuros, con el riesgo que conlleva esto para la salud de los bebés, como discapacidades en el desarrollo y problemas de salud física.

Christine Dunkel Schetter, otra de los investigadoras, ha añadido que este estudio es el primero en señalar que la salud psicosocial de la madre antes de la concepción también es importante de cara al nacimiento. Según Nicole Mahrer, autora principal del estudio, la exposición en el útero a una moderada cantidad de estrés puede ser beneficioso para el feto, pues le prepara para el entorno venidero, especialmente si la madre desarrolla estrategias para afrontarlo de manera efectiva.

Por todo ello, los investigadores alertan de la necesidad de dedicar más recursos a programas enfocados en la salud y el bienestar de las mujeres antes del embarazo. De esta manera se reducirían los casos de partos prematuros, y sus problemas asociados, y se minimizaría el riesgo de envejecimiento acelerado en la descendencia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD