PUBLICIDAD

Asocian el abuso del móvil con problemas mentales y alcoholismo

El uso abusivo del móvil por los estudiantes se relaciona con más riesgo de tener problemas mentales, alcoholismo, peores calificaciones y promiscuidad sexual, que los que hacen un uso moderado.
Escrito por: Natalia Castejón

11/07/2019

Hombre con adicción al móvil y problemas mentales

Es extraño ver a un joven estudiante que no tenga un smartphone en la mano con frecuencia, pero lo preocupante es que son muchos los que hacen un uso abusivo de su teléfono, algo que puede ser contraproducente para ellos, como demuestra un estudio reciente publicado en el Journal of Behavioral Addictions que ha relacionado la adicción al móvil con el alcoholismo, los problemas mentales, baja autoestima, peores datos académicos y un mayor número de parejas sexuales.

El trabajo, que ha sido llevado a cabo por miembros de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), de la Universidad de Chicago y de la Universidad de Minnesota (EE.UU.), ha analizado unos cuestionarios respondidos por 3425 estudiantes de Estados Unidos, en los que se les hacían 156 preguntas sobre sus hábitos de uso del teléfono móvil.

Entre los jóvenes que abusaron del móvil hubo más casos de ansiedad, depresión, baja autoestima, TDAH y trastorno del estrés postraumático

En función de las respuestas que dieron, los participantes recibieron una puntuación de entre 10 y 60 puntos, y tener 32 puntos o más significaba un uso problemático de los smartphones, cuyas características más notables son la inquietud, los problemas de concentración, la falta de rendimiento en el trabajo, los mareos, o incluso la visión borrosa.

Los resultados dejaron ver que el 20% de los participantes presentaba un uso excesivo del teléfono móvil, donde destacaban en especial las mujeres, con un 64% del total. El rendimiento académico se vio reducido, pues los que abusaban del smartphone tenían peores calificaciones que los que hacían un uso responsable del mismo.

Más cambios de parejas sexuales y mayor consumo alcohol

En cuanto al consumo de alcohol, los investigadores encontraron que el 33,3% de los que pasaban mucho tiempo con el móvil estaban relacionados con un abuso de esta sustancia, comparado con un 22,5% de los que no tenían esta conducta adictiva. Además, este grupo problemático también presentó más trastornos mentales tales como depresión, menos autoestima, ansiedad, trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y trastorno de estrés postraumático.

Por último, Samuel Chamberlain y el resto de los autores han confirmado que hallaron que el 37,4% de los jóvenes que pasaban más tiempo con el móvil tuvieron dos o más parejas sexuales en el último año, mientras que esa cifra bajaba al 27,2% en los que no tenían esta adicción al teléfono. Los que habían tenido relaciones sexuales con seis o más personas en los últimos 12 meses eran más del doble en el grupo de los que abusaban del smartphone: un 6,8% frente a un 3%.

A pesar de todos estos datos, los investigadores han subrayado que el tipo de estudio que han realizado es transversal, por lo que no se puede establecer una causa, y por ello creen que se deberían realizar más trabajos sobre este tema para conocer cómo puede afectar el uso abusivo del móvil a los jóvenes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD