PUBLICIDAD

A los bebés prematuros les será más difícil tener pareja e hijos

Nacer antes de la semana 37 de embarazo reduce un 28% las probabilidades de encontrar pareja y un 22% las de tener hijos, porque los bebés prematuros suelen tener dificultades para las relaciones sociales al llegar a adultos.
Escrito por: Eva Salabert

16/07/2019

Bebé prematuro

Una nueva investigación realizada por científicos del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick (Reino Unido) ha descubierto que los niños que nacieron prematuramente (antes de la semana 37 de embarazo) suelen ser más tímidos al llegar a adultos y esto afecta a su vida social, por lo que se relacionan menos que los nacidos a término y tienen más dificultades para encontrar una pareja sentimental y, consecuentemente, para formar una familia.

El trabajo mostró que los individuos que habían sido prematuros tenían un 28% menos probabilidades de tener una pareja sentimental y un 22% menos de ser padres, y que los extremadamente prematuros (nacidos con menos de 28 semanas de gestación) tenían hasta 2,3 veces menos probabilidades de tener una pareja sexual, lo que se asoció con la timidez y un mayor retraimiento a la hora de asumir riesgos o participar en actividades divertidas.

Las personas al cuidado de los niños prematuros deben prestar atención a su desarrollo e integración social, porque suelen ser más tímidos y necesitan un apoyo adicional

Sin embargo, también se comprobó que aunque estos adultos tuvieran menos relaciones sociales, la calidad de estas relaciones con sus amigos o su compañero sentimental, cuando los tenían, era tan buena o más que la de los nacidos a término. Para llegar a estas conclusiones los investigadores analizaron 21 estudios en los que se habían recogido datos de unos 4,4 millones de personas que habían nacido pretérmino o con bajo peso.

Interacciones sociales más pobres durante la infancia

Según la Dra. Marina Goulart de Mendonça, una de las autoras del estudio, que se ha publicado en JAMA Open, no pueden explicar las dificultades sociales de los bebés prematuros por una mayor tasa de discapacidad, pero sí se ha observado que sus interacciones sociales son más pobres durante la infancia, y que tal vez por ello les resulte más difícil relacionarse en la adultez para encontrar una pareja, algo que se ha demostrado que mejora el bienestar físico y psicológico de las personas.

El profesor Dieter Wolke, del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick y principal autor del trabajo, ha añadido que las personas que se encargan del cuidado de los niños prematuros –incluyendo a sus progenitores, a los profesionales de la salud y a los profesores– deben prestar atención a su desarrollo e integración social, porque son más tímidos y vergonzosos y necesitan un apoyo adicional, y si se integran bien en su grupo de compañeros les resultará más fácil encontrar parejas tanto para mantener relaciones sexuales, como una relación romántica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD