España destinará la vacuna de Janssen a las personas de 70 a 79 años

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que la vacuna de Janssen de una sola dosis, de la que España espera recibir 300.000 viales esta semana, se destinará a inmunizar a la población de entre 70 y 79 años.
Escrito por: Eva Salabert

12/04/2021

Vacuna Janssen para personas de 70 a 79

Se espera que el próximo miércoles lleguen a España las primeras 300.000 dosis de la vacuna de Janssen (Johnson & Johnson), según ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que también ha señalado que este fármaco, que se administra en una única dosis, se destinará a vacunar a las personas de entre 70 y 79 años, lo que ayudará a acelerar la inmunización de este grupo de población, ya que solo el 13,3% de los individuos de esta edad ha recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas.

El plan de vacunación en España, en su última actualización el pasado 30 de marzo, indicaba que la vacuna de Janssen se administraría siguiendo criterios etarios, empezando por las personas más mayores. Como más de nueve de cada 10 ancianos mayores de 80 años ya han recibido una dosis de alguna de las otras vacunas aprobadas, esta debería destinarse al siguiente grupo de edad, es decir, a los de 70 a 79 años, que a pesar de tener más riesgo de COVID grave que los del grupo de entre 60 y 69 años estaban inmunizados en un porcentaje inferior al de dicho grupo (22,3%) porque estos últimos han comenzado a recibir también la vacuna de AstraZeneca.

La vacuna anti-COVID-19 de Janssen tiene una eficacia del 67%

A diferencia de las vacunas de Pfizer y Moderna, que son ARN mensajero y contienen instrucciones genéticas para entrenar las defensas naturales del organismo contra el COVID-19, la de Janssen es una vacuna de tipo tradicional, como la de AstraZeneca, y con ella se inocula un virus que incorpora un gen del SARS-CoV-2, con el objetivo de preparar al sistema inmune para reconocer y combatir el patógeno en el futuro.

Dos semanas después de la administración de la vacuna de Janssen el número de casos de COVID sintomático se redujo un 67%

Los resultados de un ensayo clínico en el que participaron 44.000 adultos en Estados Unidos, Sudáfrica y América Latina, mostraron que la vacuna de Janssen tiene un 67% de eficacia, lo que significa que dos semanas después de su administración el número de casos de COVID sintomático se redujo un 67% en los individuos que habían recibido el fármaco en comparación con aquellos a los que se administró un placebo.

Dicha eficacia se eleva al 85% en la prevención de una infección por COVID-19 grave, y en un 100% en evitar muertes y hospitalizaciones tras 28 días de la vacunación.

Entre los efectos secundarios de la vacuna COVID-19 Janssen reportados por las autoridades sanitarias encargadas de revisar la vacuna se detectaron solo efectos leves o moderados (dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, cansancio, dolor muscular y náuseas) y desaparecieron un par de días después de la inoculación. 

La ministra de Sanidad ha destacado que España espera recibir 38 millones de dosis de distintas vacunas durante este segundo trimestre del año, siempre y cuando se cumplan los compromisos adquiridos por los proveedores de las mismas, una cantidad casi cuatro veces superior a los 10 millones que se recibieron en el primer trimestre. Pfizer, en concreto, se ha comprometido a proporcionar a nuestro país 4,8 millones de dosis solo durante el mes de abril.

Según Darias, España espera recibir 38 millones de dosis de distintas vacunas durante este segundo trimestre del año, lo que permitirá “acelerar el ritmo de vacunación”

Esto, ha añadido Darias, permitirá “acelerar el ritmo de vacunación”, por lo que el Gobierno mantiene su objetivo de que el 70% de la población diana (los mayores de 16 años) esté vacunada “antes de que termine el mes de agosto”. La ministra también ha recalcado que “las vacunas son seguras, son eficaces y salvan vidas. Lo estamos comprobando con hechos que están a la vista: por ejemplo, en las residencias de mayores, donde la letalidad ha descendido prácticamente a la misma [tasa] de aquellas personas que no están en residencias. O también con otros colectivos que están vacunados, como los sanitarios de primera línea”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD