PUBLICIDAD

Hallan un biomarcador capaz de detectar el alzhéimer 20 años antes

Identifican nuevos biomarcadores que permitirán detectar las primeras alteraciones que produce el alzhéimer en el cerebro 20 años antes de los primeros síntomas y de que haya provocado un daño irreversible.
Escrito por: Eva Salabert

12/04/2018

Técnica para detectar precozmente el alzhéimer

Este biomarcador detecta el alzhéimer 20 años antes de la aparición de problemas conductuales y cognitivos.

La enfermedad de Alzheimer (EA) comienza a desarrollarse muchos años antes de que aparezcan sus primeros síntomas, pero un equipo de investigadores españoles y japoneses han empleado una técnica, que se basa en registrar los campos magnéticos del cerebro, con la que han descubierto una serie de biomarcadores que permiten detectar esta demencia en sus fases iniciales, incluso 20 años antes de que se manifiesten los problemas cognitivos y conductuales que provoca.

En la investigación, cuyos resultados se han publicado en Brain, y que ha sido realizada por científicos del Centro Nacional de Geriatría de Japón en colaboración con la Universidad de la Laguna, la Universidad Complutense (UCM) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), se ha utilizado la magnetoencefalografía (MEG) –una técnica no invasiva– para analizar la actividad cerebral en reposo de 38 personas sanas y 28 pacientes que presentaban deterioro cognitivo leve.

Una mayor actividad electrofisiológica en la región frontal del cerebro se consideró un marcador de la progresión del alzhéimer

A los participantes también se les realizaron pruebas de resonancia magnética y escáner con tomografía por emisión de positrones (PET), con el objetivo de conocer el grado de integridad estructural, el nivel de acumulación de placas de proteína beta amiloide y el consumo metabólico de sus cerebros. Se hicieron dos grupos de acuerdo a su estado cognitivo, y basándose en los resultados de las pruebas se dividió a estos individuos en dos nuevos grupos; uno formado por los que presentaban anomalías neurobiológicas asociadas al alzhéimer (positivo), y otro con aquellos que no las mostraban (negativo).

Detectar el alzhéimer antes de que cause un daño cerebral irreversible

La información proporcionada por la MEG permitió distinguir entre los cuatro grupos y, en concreto, se observó que las personas con signos neuropatológicos compatibles con enfermedad de Alzheimer mostraban una mayor actividad electrofisiológica en la región frontal del cerebro en comparación con aquellas que no presentaban indicios de esta demencia.

Los pacientes con deterioro cognitivo leve positivos presentaron una mayor actividad oscilatoria a baja frecuencia en esta zona que los individuos positivos cognitivamente sanos, considerándose este aumento un marcador de la progresión del alzhéimer.

Los investigadores comprobaron que este resultado se vinculaba a una disminución del volumen de la corteza entorrinal (una zona del cerebro relacionada con la memoria) y a una reducción de la actividad metabólica en el precuneus, dos de los biomarcadores que se suelen asociar al inicio de la EA.

Estos hallazgos son muy importantes porque permiten aprovechar la información que ofrecen distintas técnicas de neuroimagen (como PET, RM O MEG), y contribuirán a desarrollar métodos poco invasivos para identificar las primeras alteraciones que produce el alzhéimer en el cerebro –20 o 25 años antes de que el paciente muestre síntomas– y detectar la enfermedad cuando todavía no haya provocado un daño neuronal grave e irreversible.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD