PUBLICIDAD

La diabetes tipo 2 duplica el riesgo de deterioro cognitivo o demencia

La diabetes tipo 2 es un factor de riesgo para desarrollar deterioro cognitivo y para que este progrese a demencia –sobre todo alzhéimer–, por lo que un adecuado control de la glucemia es clave para prevenir estos trastornos.
Escrito por: Eva Salabert

02/11/2018

Hombre mayor con diabetes

Padecer diabetes tipo 2, una enfermedad endocrina muy prevalente en las sociedades desarrolladas y que está asociada a diversas complicaciones de salud y a una menor esperanza de vida, puede duplicar el riesgo de desarrollar demencia, especialmente alzhéimer. En concreto, y como ha explicado la Dra. Cristina Hernández, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Vall d'Hebron, la progresión de deterioro cognitivo a demencia en dos años es casi el doble en los pacientes con diabetes tipo 2.

Durante la reunión Controversias en Endocrinología y Nutrición, organizada por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Dra. Hernández, que también es investigadora senior del Instituto de Investigación del mismo hospital, ha afirmado que la diabetes acelera la progresión del deterioro cognitivo, y que por eso en la actualidad están investigando si el examen de la retina permite identificar a las personas que tienen un incipiente deterioro cognitivo para diagnosticarlo cuanto antes.

Controlar los niveles de glucosa para prevenir la demencia

Según los expertos reunidos en el evento, aunque de momento no existen terapias específicas para abordar el deterioro cognitivo o la demencia, al ser la diabetes tipo 2 un factor de riesgo para sufrir estos problemas mentales, es importante evitar los episodios de hipoglucemia en estos pacientes, así como administrarles fármacos que disminuyan la resistencia a la insulina, que es un mecanismo involucrado en el desarrollo de alzhéimer.

La resistencia a la insulina está relacionada con el desarrollo de alzhéimer, por lo que su tratamiento ayuda a prevenir esta demencia

El Dr. Carlos Morillas, vocal de formación y docencia de la junta directiva de la SEEN y del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Doctor Pesset de Valencia, ha insistido en la gran prevalencia del alzhéimer entre la población diabética, en la que además la aparición de esta patología neurodegenerativa es más temprana que en el caso de las personas no diabéticas. Por ello, ha recomendado detectar el hiperinsulinismo de manera precoz antes de que se manifieste el deterioro cognitivo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD