¿Y si el alzhéimer es una enfermedad autoinmune que ataca el cerebro?

Una nueva teoría sobre el alzhéimer lo considera un trastorno autoinmune en el que la beta amiloide formaría parte del sistema inmunológico y atacaría las células cerebrales por error, lo que abre nuevas posibilidades de tratamiento.
Escrito por: Eva Salabert

28/09/2022

Alzhéimer: ¿una enfermedad autoinmune?

La enfermedad de Alzheimer, es el tipo de demencia más frecuente en todo el mundo, con más de 50 millones de personas que la padecen y, lo que es todavía más preocupante, cada tres segundos se diagnostica un nuevo caso. Además, aunque numerosos científicos continúan investigando esta patología neurodegenerativa y se han llevado a cabo más de 200 ensayos clínicos en las últimas tres décadas, todavía no se ha encontrado una terapia eficaz para prevenir, frenar o tratar el alzhéimer.

PUBLICIDAD

Hasta ahora siempre se había considerado al alzhéimer como una enfermedad del cerebro, sin embargo, un grupo de científicos del Instituto del Cerebro de Krembil (Canadá) ha puesto patas arriba a los expertos de este campo al proponer una nueva hipótesis al respecto, ya que sugiere que no se trataría de una patología cerebral, sino de un trastorno autoinmune crónico que ataca el cerebro. Esta teoría puede servir de base como punto de partida para desarrollar nuevas opciones terapéuticas.

“No pensamos en el alzhéimer fundamentalmente como una enfermedad del cerebro. Pensamos que es una enfermedad del sistema inmunitario dentro del cerebro”, ha afirmado el Dr. Donald Weaver, codirector del Instituto del Cerebro de Krembil y autor del artículo publicado en Alzheimer's & Dementia. “Necesitamos nuevas formas de pensar sobre esta enfermedad, y las necesitamos ahora”, dice el Dr. Weaver.

PUBLICIDAD

El sistema inmune atacaría a las células cerebrales causando alzhéimer

“Hasta la fecha, la mayoría de los enfoques en la investigación del alzhéimer se han basado en la teoría de que una proteína llamada beta-amiloide, que supuestamente es anormal en el cerebro, se acumula. Y cuando se acumula, mata las células cerebrales”. “Pero creemos que la beta-amiloide está justo donde debería estar. Actúa como un inmunopéptido –un mensajero dentro de nuestro sistema inmunitario– para que, si tenemos un traumatismo craneoencefálico, la beta-amiloide lo repare. Si aparece un virus o una bacteria, el beta-amiloide está ahí para combatirlo”.

“La beta-amiloide se confunde y no puede distinguir entre una bacteria y una célula cerebral, por lo que sin darse cuenta ataca nuestras propias células cerebrales", causando alzhéimer

Según Weaver, ahí reside el problema, ya que “la beta-amiloide se confunde y no puede distinguir la diferencia entre una bacteria y una célula cerebral, por lo que sin darse cuenta ataca nuestras propias células cerebrales. Esto, entonces, se convierte en lo que llamamos una enfermedad autoinmune. El sistema inmunológico en realidad está atacando al huésped, nuestro cerebro”.

PUBLICIDAD

Los investigadores realizaron una pormenorizada búsqueda en la literatura científica sobre el alzhéimer y analizaron los datos publicados junto a los resultados de sus propios estudios para desarrollar un nuevo modelo mecánico (AD 2) para el alzhéimer, que considera esta enfermedad como una condición autoinmune crónica que ataca el cerebro.

En este modelo AD 2 se reconoce el beta-amiloide como un elemento que forma parte de manera natural de nuestro sistema inmunológico, y el metabolismo de los aminoácidos L-triptófano y L-arginina aparecen como reguladores de la inmunidad innata. Plantear que el alzhéimer es una enfermedad autoinmune abre una vía a nuevos enfoques para diagnosticar el alzhéimer y encontrar terapias innovadoras, afirma el Dr. Weaver, que concluye: “Estamos muy emocionados en nuestro laboratorio. Creemos que esta teoría autoinmune es sólida y representa un importante avance conceptual”.

Actualizado: 29 de septiembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD