PUBLICIDAD

Tercera edad
Diabetes en el adulto mayor
La diabetes es una enfermedad prevalente en la tercera edad, y puede tener graves complicaciones en las personas mayores. Estos consejos te ayudarán a controlar mejor el índice de glucosa en sangre.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Complicaciones de la diabetes en personas mayores

Tener alto el índice de glucosa en sangre no es el único problema que origina la diabetes, sino que esta alteración puede derivar en muy diversas complicaciones en diferentes partes del organismo, como el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, y el cerebro, entre otros. Esta situación resulta aún más grave entre las personas mayores dependientes o que padecen otras patologías, porque en ellos es más complicado manejar correctamente esta enfermedad, en la que es fundamental seguir adecuadamente una serie de pautas de estilo de vida.

El tratamiento de la diabetes en los adultos mayores se centra en mantener controlado durante el máximo tiempo posible el índice de glucemia en sangre para evitar daños colaterales, ya que estos incluso pueden llegar a originar la muerte del afectado. Algunos de las complicaciones que genera la diabetes son:

  • Daño en los nervios: la neuropatía diabética periférica surge especialmente en quienes llevan más de 20 años padeciendo diabetes.
  • Enfermedades oculares: las más comunes son la retinopatía, la diplopía (visión doble), las cataratas y el glaucoma.
  • Problemas de circulación: debido al endurecimiento de las arterias, que puede originar la formación de coágulos y, por tanto, el sufrimiento de un accidente cerebro vascular.
  • Problemas renales: la nefropatía diabética es un problema común entre las personas con diabetes, que surge por un inadecuado filtrado de la sangre por parte de los riñones.
  • Complicaciones en los pies: las personas con diabetes son más propensas a perder sensibilidad en los pies, a tener una mala circulación, y a presentar úlceras como consecuencia de un daño en los nervios y de la reducción de flujo sanguíneo en las piernas.
  • Problemas dentales: suelen ser comunes, especialmente la caries y enfermedad periodontal, que pueden originar la pérdida de dientes.

Estos problemas se agravan aún más cuando el paciente diabético es una persona mayor, y con cierto grado de deterioro funcional, ya que merman su autonomía y favorecen la dependencia. Es por ello que los tratamientos para la diabetes en la tercera edad, no sólo se centran en mantener controlado el índice glucémico, sino también en prevenir estos problemas que impactan directamente en su calidad de vida.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Una
de cada cinco personas en el mundo tendrá 60 años o más en 2050
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD