PUBLICIDAD

Mente y emociones
Miedo al compromiso
A veces el tren del amor solo pasa una vez, y tener miedo al compromiso puede hacer que lo pierdas para siempre. Conoce las claves para vencerlo y evitar que acabe con una relación de pareja que funciona.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Qué es el miedo al compromiso y cuáles son sus causas

El miedo al compromiso no es una patología descrita en un manual diagnóstico de problemas mentales. Sin embargo, esta falta de entidad clínica reconocida que le hace carecer de nombre, no le resta importancia, puesto que puede hacer que tanto la persona que lo padece como la que se enamora de ella sean tremendamente infelices.

Las personas con miedo al compromiso sienten un importante malestar emocional cuando se sienten muy próximas y comprometidas con sus parejas. La percepción errónea que se deriva de este malestar es la de falta de control de sus emociones que, unida a pensamientos negativos acerca de su competencia en la relación (por ejemplo, temor a no cumplir las expectativas del otro, miedo a que su pareja dependa emocionalmente de ellos, temor a equivocarse y que compartir su vida o tener hijos con esa persona no sea la opción más adecuada, etcétera) hace que rompan de manera inexplicable para la otra persona con una relación que les hacía felices.

Generalmente, tiempo después de esta ruptura, se sienten arrepentidos de la decisión tomada por lo que perdieron. Es por ello, que las personas que sufren miedo al compromiso entran en un bucle en el que los fantasmas de sus miedos no les permiten ser felices.

Causas y consecuencias del miedo al compromiso

Las causas del miedo al compromiso son en gran medida cognitivas y tienen nombre: preocupaciones. La preocupación es una construcción cognitiva (mental) que no es real, sino que es un pensamiento o imagen de aquello que podría llegar a ocurrir. Con frecuencia, las preocupaciones hacen que veamos como altamente probable que algo malo ocurra, y magnifican las consecuencias negativas que se producirían si tal evento llegara a ocurrir.

La persona con miedo al compromiso sufre preocupaciones constantes acerca de todo lo que puede ir mal en la relación, y se cuestiona permanentemente si está o no realmente enamorado, y si vale la pena continuar con su pareja teniendo en cuenta todo aquello que deja atrás al hacerlo… Tales pensamientos, que a veces se manifiestan casi de forma obsesiva, cursan con un importante malestar emocional (estres, ansiedad, angustia, frustración…). Es por ello que, al no saber cómo manejar tal estado de disconfort, el afectado interrumpe la relación experimentando un gran alivio a corto plazo. Sin embargo, a medio/largo plazo puede llegar a arrepentirse de la decisión que ha tomado.

Debido a que la conducta de interrumpir la relación produce un alivio del malestar emocional, la estrategia se refuerza como efectiva para el manejo de las emociones, y no permite que la persona aprenda nuevas estrategias para controlar sus miedos y preocupaciones con respecto a la relación de pareja. Por este motivo, la ruptura de la relación se convierte, a ojos del afectado, en una técnica eficaz (y probablemente la única que tiene) para manejar el estrés emocional que le causa el miedo al compromiso.

Actualizado: 6 de Noviembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Pau Pérez-Sales

El Dr. Pérez-Sales, consultor de la OMS y perito en derechos humanos, nos instruye acerca de la tortura psicológica y los entornos de tortura, una práctica frecuente todavía en las democracias occidentales.

Dr. Pau Pérez-Sales

Psiquiatra experto en psicoterapia y trauma complejo y autor de 'Tortura psicológica'
“Ese quiebre de la visión del ser humano, la ruptura del concepto que tenemos de la bondad, de la confianza en los demás, de la intimidad, de la seguridad…, es realmente lo que es muy difícil reconstruir en las personas que han sufrido tortura psicológica”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de la población española sufre adicción al teléfono móvil
'Fuente: 'Universidad Complutense de Madrid’'