PUBLICIDAD

Cambio de colegio: consejos para los padres
Vuestro hijo se siente integrado en su colegio, le gusta sus profes, allí tiene a sus amigos… Pero alguna alteración inesperada puede obligarnos a cambiarlo de centro. Te ofrecemos pautas para que la transición transcurra sin traumas.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Cómo actuar el primer día de clase tras un cambio de colegio

Padres acompañando a su hijo al nuevo colegio

El tiempo de adaptación del niño será de al menos un mes.

Ya hemos decidido cambiar de colegio a nuestro hijo, le hemos ido preparado para este cambio a base de paciencia y cariño, parece que ésta ya convencido… Pero queda la gran prueba de fuego: el día en que empieza las clases en la nueva escuela. Seguramente, muchos padres os preguntaréis cómo actuar a partir de entonces.

Pues bien, el primer día en su nuevo colegio, si podéis, mejor le acompañáis ambos progenitores. Con alegría y tranquilidad, diciéndole que es normal que esté nervioso, pero que poco a poco se acabará sintiendo tan a gusto como en el colegio anterior y que puede contar con vosotros.

Una vez que lleguemos a la nueva escuela, si el niño es pequeño, lo mejor es que sea acogido directamente por su nuevo profesor, nos despediremos de él sin dramas y le recordaremos que vendremos a buscarlo a la salida. Si es más mayorcito, pues lo acompañamos hasta la fila, le deseamos una buena jornada y le insistimos en que el primer día no tiene por qué ir todo sobre ruedas y que vendréis a recogerle con ganas de escuchar lo que nos tenga que decir.

Y luego, “habría que dejar un tiempo de adaptación, un mes al menos, un tiempo de conocimiento mutuo, que depende del niño y de su edad. Hay niños muy sociables que se adaptan en dos días a un nuevo cole, otros que no. Si vemos que empiezan a pasar las semanas y que está muy agobiado, muy estresado, que pierde el apetito, el sueño, que nos dice a todo que sí pero que realidad es no, habría que hablar con el centro”, recomienda la pedagoga Ana Roa, que agrega que este seguimiento también convendría hacerlo aunque en principio nos parezca que está yendo todo bien.

Con paciencia y tiempo seguro que pronto tu hijo se encontrará como en casa en su nuevo colegio.

Actualizado: 18 de Abril de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD