PUBLICIDAD

Técnica Alexander
La técnica Alexander te enseña a utilizar tu cuerpo de forma eficaz, eliminando las posturas y los movimientos corporales incorrectos para mejorar la coordinación, aliviar dolores, y prevenir lesiones. Aprende cómo realizarla.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Cómo son las sesiones de la técnica Alexander

Mujer en una sesión de la técnica Alexander

Las sesiones suelen durar 45 minutos y el precio ronda los 45 euros.

Lo primero que requiere cualquier sesión inicial de la técnica Alexander es conocer al paciente, comprobar qué necesita, cuál es el problema que tiene, y explicarle cómo funciona la terapia, para que lo entienda y confíe en lo que va a suceder. Generalmente, el sujeto explica cuáles son sus problemas, aunque es el especialista el que suele valorar qué otras dolencias corporales puede haber que pueden pasar desapercibidas.

Tras la puesta en común del problema es el momento de empezar a reeducar las posturas inadecuadas. El experto mostrará con sus manos o con su palabra el movimiento realizado de manera correcta y cómo dirigir el cuerpo centrándose en el control primario –la relación entre cabeza, cuello y tronco–. Al ser habitualmente pequeños aspectos el cuerpo los realiza automáticamente mal en el momento en el que no se está concentrado. Es en ese instante en el que se va a trabajar para lograr la inhibición, por eso se tiene que perfeccionar la conciencia corporal para localizar las tensiones y malos hábitos y contrarrestarlos. Una vez se consigue, el proceso de reaprendizaje se acelera enormemente.

Progresivamente, el profesor irá dirigiendo todos estos movimientos y mejoras hacia las actividades de la vida cotidiana que le suponen un problema al individuo como, por ejemplo, cargar objetos, posiciones inadecuadas, dolor al caminar… El objetivo es que se consigan hacer de manera natural, sin tener que realizar los movimientos de manera consciente. La especialista Belén Cobos, profesora de la técnica Alexander del Centro Koan de Granada, afirma que “desde la primera clase empiezas a liberar el cuello y a organizar mejor las fuerzas y los pesos del cuerpo, de manera que el movimiento se hace sin esfuerzo”, por lo que no se necesita un estado físico ideal para utilizar esta técnica, sólo voluntad y ganas de mejorar la salud.

Cada sesión de la técnica Alexander se imparte de manera individualizada para poder atender perfectamente a cada practicante. Puede darse el caso de que el profesional decida hacer una primera sesión introductoria con varias personas para explicar la metodología y dar las pautas necesarias para sacar el máximo provecho de cada experiencia. La duración de la sesión es de aproximadamente 45 minutos, y el precio suele rondar los 45 euros.

El número de clases dependerá de cada persona y lo que necesite para reeducar su cuerpo y evitar hábitos lesivos para la salud. No todo el mundo necesita lo mismo, ni tiene que acudir las mismas veces a un fisioterapeuta para tratar diferentes lesiones. The Society of Teachers of the Alexander Technique recomienda unas 25 clases para lograr un control efectivo del cuerpo, pero dependerá únicamente de los progresos y necesidades de cada persona.

Actualizado: 11 de Junio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD