PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Snowboard
Surfear lejos de las olas es posible si te decides por el snowboard, el deporte de moda en las estaciones de esquí. Conoce sus diferentes modalidades, sus beneficios, y el material necesario para su práctica.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Material necesario para practicar snowboard

Material necesario para practicar snowboard

Para practicar snowboard necesitarás una tabla, casco, gafas y protecciones.

Antes de iniciarnos en la práctica del snowboard debemos conocer qué material necesitamos, ya que no todas las modalidades requieren el mismo tipo de tabla ni el mismo nivel de protecciones. Los dependientes de las tiendas especializadas y los monitores de snowboard nos asesorarán, pero al principio es aconsejable alquilar el material, al menos hasta que estemos convencidos de que nos gusta este deporte y vamos a poder practicarlo con cierta regularidad.

El elemento más característico, reconocible y diferente según la modalidad que realicemos es la tabla de snowboard. Para la práctica del freestyle, por ejemplo, se utilizan más pequeñas y anchas, puesto que son más maniobrables y permiten hacer saltos y giros con mucha más facilidad. En cambio, los freeriders utilizan tablas más polivalentes, que ofrecen más margen para practicar otras especialidades, mientras que el snowboard alpino requiere tablas más rígidas y estrechas.

La ropa de snowboard debe ser amplia para tener libertad de movimientos. Además, es importante que llevemos tres capas de ropa: la primera debe ser transpirable, la segunda termorreguladora y que ayude a expulsar la humedad del cuerpo (los forros polares son ideales), y la tercera capa tiene que ser impermeable y transpirable.

Las protecciones son imprescindibles si queremos prevenir diferentes lesiones. En palabras de Sergio Canós, profesor de snowboard de la escuela de esquí y snowboard Aramón Valdelinares, la más importante es el casco, que nos protege de cualquier lesión grave o incluso mortal en la cabeza; tanto es así que, como manifiesta Canós, “tendrían que ser obligatorios para niños y también para los adultos en según qué zonas de las estaciones de esquí (snowparks, snowboardcross, halfpipe, etcétera)”.

Igualmente, las gafas son necesarias para evitar tanto el frío extremo en los ojos como para evitar problemas de visión por culpa de la nieve que salte a ellos. Importantes son también la culera, una especie de pantalón corto acolchado, y la espaldera, que protege la columna vertebral, con lo que minimizamos las posibilidades de sufrir cualquier tipo de lesión medular.

Por otro lado, las rodilleras y las coderas son menos utilizadas en el snowboard porque limitan ciertos movimientos, pero son muy útiles para evitar posibles roturas.

De todos modos, el hecho de llevar todas las protecciones no debe hacernos pensar que somos inmunes a los accidentes y a las lesiones; el peligro siempre existe, por lo que la principal protección tiene que ser el sentido común, y no tratar de hacer cosas para las que no estamos preparados, o cuando las condiciones climatológicas o el estado de la nieve lo desaconsejen.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD